No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Salen a trabajar con la esperanza de tener clientes

Vendedores de hot dogs, músicos y comerciantes de flores se las ven negras por las escasas ventas.
 

Avatar del

Por Gamaliel González

Salen a trabajar con la esperanza de tener clientes(Gamaliel González)

Salen a trabajar con la esperanza de tener clientes | Gamaliel González

HERMOSILLO, Sonora.- Los vendedores de hot dog de la Plaza Emiliana de Zubeldía, músicos de la Plaza Centenario y los comerciantes de flores acuden a trabajar con la esperanza de lograr alguna venta en este tiempo de contingencia por el Covid-19.

El estacionamiento para los clientes que llegan a consumir hot dogs luce vacío, algunos vendedores han optado por cerrar mientras que otros como Primitivo Hernández han decidido trabajar porque necesitan llevar un ingreso a sus casas.

Indicó que desde hace una semana las ocho mesas que tiene no se le han llenado de comensales por la pandemia del Covid-19 y se han regresado a sus casas más temprano de lo normal porque no hay venta.

“Tengo dos niños, tengo que salir a trabajar y llevar dinero para la casa, nosotros ganamos al diario, sino trabajamos no vamos a llevar nada para la casa”, manifestó.

Hasta el momento los vendedores de hot dogs de la Uni no tienen una estrategia para mantener sus ventas; el servicio a domicilio no lo ven como una opción porque el pan se les remoja y la única manera es que las personas acudan por ellos.

A unos metros de este lugar se encuentra don Cosme Contreras, de 72 años, en la Plaza Centenario, es un músico que ha tocado la balada romántica en los últimos 33 años.

Aseveró que no puede darse el lujo de permanecer al interior de su casa porque tiene que trabajar ya que vive al día.

“Tenemos que salir a buscar el pan diario, a lo menos en los personal yo vivo al día y este es mi trabajo, esté mal o esté peor tengo que salir a llevar para la familia lo que Dios nos quiera dar”, señaló.

MÁS DE 40 AÑOS

En Luis Encinas y Rosales, Alfredo Martínez Rojas, de 70 años, tiene poco más de cuatro décadas en la venta de flores en este mismo sitio, dice que tiene salir a trabajar para poder alimentarse.
“Tengo que sacar para comer porque está difícil la situación, de por sí ha estado solo, y con esto pues peor”, manifestó.

Los adultos mayores entrevistados cuentan con el apoyo del Gobierno Federal, pero dicen que no les alcanza mientras que los comerciantes de hot dogs indican que están en espera de algún apoyo de la autoridad para amortiguar la falta de venta por el programa #QuédateEnCasa.

En esta nota

Comentarios