No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Regresa don Felipe a reparar relojes al Centro

Señala que el dinero ya se le terminó y necesita trabajar.

Avatar del

Por Gamaliel González

Felipe Aguilar explica que toma todas las medidas de precaución.(Gamaliel González)

Felipe Aguilar explica que toma todas las medidas de precaución. | Gamaliel González

El tic-tac de los relojes que repara en la avenida Elías Calles del Centro de Hermosillo es la principal señal de que el aparato “volvió a la vida” y después de meses de no escuchar ese sonido, don Felipe Aguilar regresó a su taller.

Una lona encima de una jaba de plástico y una silla conforman su oficina la cual mantiene sobre la banqueta del Centro de Hermosillo y ahí mismo cambia las pilas de los aparatos para que vuelvan a marcar la hora.

Don Felipe tiene cerca de 30 años en este oficio y hace cerca de seis se instaló en este punto en cual ya es conocido e incluso le dejan los relojes para que se los repare y el cliente vaya por ellos el siguiente día.

Con la llegada de la pandemia se tuvo que retirar para confinarse en su casa y protegerse del contagio de coronavirus, sin embargo el dinero se le acabó y tiene la necesidad de trabajar.

Ojalá que nos dejen chambear porque la situación está dura, desde hace una semana vengo porque de esto vivo, ahorita casi no hay cliente, pero ya que se normalice esperemos que haya un poquito más”, dijo.

Al relojero las autoridades ya le han advertido que se retire porque su actividad es de las llamadas no esenciales, pero las cuentas de energía eléctrica y la necesidad de alimento no las alcanza a cubrir con su pensión.

Agregó que siempre sale con su cubrebocas y tiene gel antibacterial a la mano como medidas de protección.

En esta nota
  • Las otras víctimas del Covid

Comentarios