No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Queda en promesas registro de perros de razas peligrosas

No hay una base como tal, ya que el registro se realizó en papel.

Avatar del

Por Eduardo López

Queda en promesas registro de perros de razas peligrosas.

Queda en promesas registro de perros de razas peligrosas.

HERMOSILLO, Sonora.- Un registro seguro para ubicar y llevar el control de perros de razas consideradas potencialmente peligrosas quedó sólo en una promesa para Hermosillo.

“No hay una base de datos porque nunca se llevó a cabo, lo único que se realizó fue el registro, pero fue en papel, ahí están los papeles, los tenemos, pero no podemos hacer una base de datos realmente”, expresó Jorge Alberto Zepeda Redondo, director del Centro de Atención Canina y Felina del Gobierno de Hermosillo.

Cuestionado sobre el número de animales anotados desde que comenzó el registro, señaló: “Habría que contar cuántos son los que se han registrado”.

En julio de 2015, el Cabildo de la administración 2012-2015 aprobó el “Reglamento para la Protección, Atención y Tenencia Canina y Felina en el Municipio de Hermosillo”, que en el artículo 18 establece que los perros de razas peligrosas deben estar reconocidos.

El entonces director de Salud municipal, José Luis Alomía Zegarra, advirtió que aquellos ciudadanos que contaran con algún perro de las razas establecidas como de peligro y no lo registraran, enfrentarían multas de 700 a 7 mil pesos.

Hasta el mes de marzo de 2018, de acuerdo con lo declarado por José Ariel Félix Ortiz, quien fuera en ese año director del Centro de Atención Canina y Felina, había 300 perros de razas consideradas agresivas en la lista.

Lo cierto es que, según el titular actual del Centro, el número de canes que en el Reglamento se establecen como razas potencialmente peligrosas, entre estas, el Rottweiller, Pitbull, Pitbull Americano, Staford Shire, Doberman, Akita, Chow-Chow, Mastín Napolitano, y en su caso las cruzas de estos, no están contabilizados.

Zepeda Redondo expuso que propusieron a la Comuna la compra de un sistema electrónico para generar una base de datos de los registros caninos, donde entrarían en un apartado especial los cánidos de razas peligrosas.

“Estamos trabajando en que compren un sistema en el cual podamos ingresar a todos esos perros que ya se registraron en el papel, para poder tener una base de datos real”, enfatizó.

Una vez que se cuente con el sistema digital, agregó, lanzarán una campaña para que los ciudadanos acudan a hacer el registro de sus animales, principalmente aquellos que posean razas consideradas de peligro potencial, es decir, agresivas.

¿Genética o ambiente?
El debate entre quienes opinan que un perro nace agresivo derivado de la genética de su raza y aquellos que dicen que se hacen según el trato que les den los humanos, dividió a los hermosillenses que participaron en un sondeo realizado por EL IMPARCIAL.

“Las razas o los perros que son agresivos es porque así fueron criados por sus dueños, es a causa de los mismos dueños, pero no porque el perro sea agresivo”, comentó el joven Omar Preciado.

Danayra Ojeda, propietaria de un perro de la raza Pitbull consideró que el carácter de un perro se forma por el trato que le den los humanos, así como el ambiente en que se desenvuelva el perro.

La señora Yesenia Aguilar manifestó que no hay perros agresivos y que por ningún motivo deberían ser prohibidas ciertas razas, pues si el animal es bravo o cariñoso depende del tratamiento que le otorguen sus amos.

“Yo creo que sí hay razas de perros que si no los saben tratar pueden ser un poco agresivas, pero no se debe hablar de prohibir, más que nada tener el control de ellos y tener cuidado también con sus dueños”, resaltó Luz Amézquita.

Para el señor Dagoberto Barceló, la raza de perros Pitbull, debería prohibirse o bien exigir medidas extremas, ya que considera que estos canes son agresivos, se le van encima a las personas y les pueden causar daños graves.

Mitad y mitad
De acuerdo con el médico veterinario especialista en comportamiento canino Roberto Margáin Barraza el 50% del carácter de un perro es genético y deviene de su raza, la otra mitad viene del medio ambiente y las experiencias del animal desde que es cachorro.

La gente dice: ‘¡Ay!, este perro me salió muy bueno’, pero eso no es cierto, los perros no ‘salen’ buenos o malos, ustedes lo hicieron así”, manifestó.

No existen razas de canes “potencialmente peligrosas”, afirmó, pues en el concepto entran los prejuicios de las personas hacia ciertas razas, ya que en la mayoría de los casos son los dueños de los perros quienes los hacen agresivos.

“Un Pitbull muerde en promedio una vez en el mismo tiempo que un Chihuahua lo hace 10 veces, es más probable que un chihuahueño sea agresivo, a que un Pitbull lo sea, pues de entrada, los Chihuahua son más nerviosos”, comparó.

Tanto los perros como sus dueños, apuntó, deben educarse, es decir, si el perro tiene un temperamento fuerte, hecho que se nota en los primeros meses de vida, se puede moldear desde cachorro y adiestrarlo y sea la mascota que su dueño quiera tener.

En esta nota

Comentarios