No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Puente vial se transforma en su “casa”

Personas en situación de calle, con problemas de adicciones y “limpiavidrios”, se refugian en el paso vehicular ubicado en el Periférico Norte y bulevar Morelos.

Avatar del

Por Gamaliel González

Varios indigentes viven en la estructura decorativa del puente vial en el bulevar Morelos y Periférico Norte.(Julián Ortega)

Varios indigentes viven en la estructura decorativa del puente vial en el bulevar Morelos y Periférico Norte. | Julián Ortega

El distribuidor vial ubicado en el Periférico Norte y bulevar Morelos se ha convertido en un refugio de personas sin hogar, que usan el sitio para dormir, consumir drogas y resguardarse del Sol. 

Según testimonios de las personas en situación de calle, la falta de albergues y las adicciones que provocaron la salida de sus casas por conflictos familiares, los ha obligado a habitar este lugar. 

Hace cuatro años la estructura decorativa del puente vial fue quemada en su totalidad.

Cobijas que aparentan ser cortinas en la entrada de la estructura del puente, tablaroca con grandes boquetes, graffiti y daños, es el panorama que a diario ven decenas de automovilistas. 

Las constantes entradas y salidas de indigentes, adictos y “limpiavidrios”, es una escena común.  

En la parte superior de la obra, también hay otros huecos para ingresar a espacios que son tomados como lugares de descanso.

SIN REFUGIO 

Un joven, quien se dedica al lavado de carros, quien omitió su nombre, manifestó que han cerrado los albergues de Hermosillo, y hasta el momento desconoce a dónde ir para refugiarse.

Y por ese motivo, agregó, este puente y la calle son los lugares para dormir o descansar. 

“Que yo sepa no hay albergues (por el Covid-19) a veces aquí o en la calle (duermo), varía; quienes vamos ahí, a veces cinco o tres, a veces hasta siete”, contó.

Jorge Velázquez, integrante de un Centro de Rehabilitación contra las Adicciones, y que vende bolsas para apoyar a este movimiento, contó que hay un flujo de personas que se internan para consumir drogas.

“Viene puro drogadicto que nomás se ‘loquea’, y se va, ellos mismos hacen el boquete, expresó.

"Sí hay manera de ayudarles, pero muchas veces ellos no quieren, y para eso, no hay nada como que la Policía se los lleve, y nosotros ir por ellos, porque necesitamos permiso de sus familiares”.

COMERCIANTES 

Marta Luz Zepeda, comerciante del sector, indicó que sí son un problema estas personas sin hogar porque solicitan apoyos de manera agresiva, tiran la basura sobre la banqueta para buscar material reciclable o comida, y molestan a los clientes.

“La solución es que se abran más fuentes de empleo para que esa gente tenga ocupación, que se atienda a la gente que está en la calle atrapada en los vicios. Que se repare el puente de nuevo, pero con material que sea resistente que no lo quiebren con una patada”, externó.

Los comerciantes coincidieron que en ocasiones interviene la Policía para retirar a los indigentes, pero al tiempo regresan, hacen boquetes, y vuelven de nuevo a habitar este lugar. 

En esta nota
  • Sin refugio

Comentarios