No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Pierde Hermosillo 40% del agua

La mayoría en fugas, tomas clandestinas y sin medición, afirmó el investigador Nicolás Pineda.

Avatar del

Por Tanya Vásquez

Corre el agua de una fuga por el bulevard Vildósola, ya que baja por la calle Cruz Gálvez en la col. Piedra Bola.(Teodoro Borbón)

Corre el agua de una fuga por el bulevard Vildósola, ya que baja por la calle Cruz Gálvez en la col. Piedra Bola. | Teodoro Borbón

En Hermosillo se estima que sólo se mide el 60% del agua de la red y el resto se desperdicia en fugas o tomas clandestinas, por lo que hace falta una buena gestión del servicio, manifestó el doctor Nicolás Pineda.

Como parte de la ponencia sobre los retos de la gestión del agua en Hermosillo en el Primer Foro Estatal de Salud Ambiental, el académico dijo que los retos principales consisten en aprovechar los recursos que se tienen y reusar el agua tratada.

Tandeos, la construcción del Acueducto Independencia, sectorización hidrométrica, instalación de tinacos y fomento a la cultura del agua, son algunas de las soluciones que se han presentado en los últimos años, pero no todas han dado resultados.

No se puede traer agua de fuentes que pueden reducir su disponibilidad, no es el patrón aceptable; se debe reducir la demanda, reusar el agua tratada y buscar mayor sustentabilidad para mejorar la situación con un sistema de distribución", dijo.

Se estima que en la ciudad, según datos del organismo operador de Agua de Hermosillo, sólo se contabiliza el 60% del agua de la red, misma que se distribuye a viviendas particulares, comercios, escuelas y oficinas de Gobierno.

Pero el resto -casi 40%- se pierde en fugas, tomas sin medición, tomas clandestinas, principalmente, cifra muy alta en comparación a ciudades similares como Tucson, Arizona, donde se contabiliza más del 90%, dijo.

LA PROPUESTA

Otro de los factores que afectan la gestión del agua es la rotación de directores, pues en promedio duran dos años y estos cambian en cada administración municipal.

Nicolás Pineda propone que se quite el ciclo político para cambiar al director cada trienio, y hacer verdaderamente autónomo el organismo, además de hacer una planeación técnica del servicio a un periodo de 20 o 30 años.

En esta nota
  • Agua

Comentarios