No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Niño que roció con gasolina a otro no puede ser juzgado: Procuraduría

El pequeño Christopher Adrián Vargas Estrada tiene quemaduras en el rostro de segundo y tercer grado. 

Avatar del

Por Redacción GH

La mañana del martes pasado era muy tranquila para Margarita Estrada, quien dejó jugar al pequeño de 4 años de edad con su amiguito de 8 años de edad.(Teodoro Borbón)

La mañana del martes pasado era muy tranquila para Margarita Estrada, quien dejó jugar al pequeño de 4 años de edad con su amiguito de 8 años de edad. | Teodoro Borbón

HERMOSILLO, Sonora.- El menor de 8 años de edad que roció gasolina a otro niño, al contar con menos de 12 años de edad, no puede enfrentar ningún tipo de proceso, informó una fuente de la Procuraduría de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes.


Un niño con menos de 12 años de vida no puede ser enjuiciado, continuó, debido a que a esa edad, se supone que aún sigue bajo el cuidado y la tutela y custodia de sus padres.

Será este día cuando personal de la Procuraduría acuda a la vivienda del menor para platicar con familiares y conocer su entorno, con el propósito de establecer las causas que provocaron el hecho ocurrido la mañana de ayer.

Luego del acercamiento con la familia, de platicar con el niño y saber las posibles causas, se verán las medidas a tomar en cuanto a la conducta del menor.

“Cuando me prendió fuego cerré mis ojitos muy fuertes”, esas son las palabras que retumban en la cabeza de Margarita Guadalupe Estrada Acuña al ver a su pequeño Christopher Adrián Vargas Estrada con quemaduras en el rostro de segundo y tercer grado. 

La mañana del martes pasado era muy tranquila para Margarita Estrada, quien dejó jugar al pequeño de 4 años de edad con su amiguito de 8 años de edad, cuando de repente escuchó un fuerte llanto y gritos desconsolados, y la escena que presencio fue inexplicable. 


“No tardó mi niño ni tres minutos cuando oí la gritona de mi niño más grande y ya salí corriendo para ver que estaba pasando y mi niño ya estaba todo quemado. 

En esta nota

Comentarios