No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Joven matrimonio decide ser una familia de dos y no tener hijos

Tomaron la decisión de no tener hijos y tomaron la decisión de operarse; él ya lo hizo y ella lo hará cuando termine la pandemia

Avatar del

Por Leonor Hernández

La pareja relata que tienen sobrinos y ahijados a quienes adoran.(Especial)

La pareja relata que tienen sobrinos y ahijados a quienes adoran. | Especial

HERMOSILLO.- “Desde niña tuve la certeza que no quería tener hijos, yo me veía con un esposo, con algunas mascotas, pero nunca han figurado los hijos en mi vida”, afirma Lilia Zoraya Echeverría, de 27 años de edad, quien junto a su esposo tomaron la decisión conjunta de no tener hijos.

Ulises Velásquez, su cónyuge, se realizó la vasectomía en septiembre del año pasado.

El también bombero de Hermosillo admitió que la paternidad es un tema que siempre lo asustó y puso incómodo, ya que los hijos jamás fueron un deseo para su persona, por ello encontrar una mujer que quisiera lo mismo lo convenció de que estaba frente a su alma gemela.

“Cuando nos conocíamos quisimos abrirnos un poco más, ya estábamos grandes y no era un noviazgo de manita sudada, sino que ya sabíamos qué queríamos y cómo lo queríamos hacer”, relata Ulises.

Cuando ella me dijo ‘¿sabes qué?, yo no quiero hijos’, me impresioné porque yo tampoco y fue el momento donde dijimos: Somos el uno para el otro”, recuerda.

“En mi familia hay varias enfermedades congénitas y de verdad yo tenía mucho miedo que mi descendencia tuviera eso, yo dije, es muy riesgoso y no lo quisiera para ellos”.

En la búsqueda de un método anticonceptivo para ambos, se dieron cuenta que casi todas las alternativas que había en el mercado eran para mujeres y significaban daños a largo plazo para la salud de Lilia.

Por esa razón y conscientes de que la vasectomía era menos agresiva que una OBT o salpingoclasia, fue que Ulises decidió operarse él y así reafirmar ambos su ideología.

“Para mí significó un acto de amor muy grande que él decidiera operarse”, expresa la joven, “aún así yo tengo el deseo también de hacerlo una vez que pase la pandemia, para reafirmar mi postura y no tener riesgos de ningún tipo”.

“Mi familia ha aprendido a respetar mi decisión, con un poco de decepción, pero aceptan que es lo que quiero”. 

LAS OPINIONES
Esta decisión les costó diferentes cuestionamientos e incluso reclamos por familiares, amigos y conocidos de ambos.

Los mismos doctores y trabajadores del hospital intentaron convencerlo de lo contrario, aun así, ellos señalaron sentirse seguros de que hicieron lo correcto, pues sienten que las únicas opiniones realmente importantes en su matrimonio, son las de ellos.

“La reacción de mucha gente fue preguntarme ¡¿porque?! y yo les di las mismas razones que doy siempre”, menciona.

“De hecho el procedimiento fue bastante curioso, porque yo comencé con el proceso en mayo y me la hice hasta el 17 de septiembre del 2019. 

“Siempre me mandaban con un doctor y luego otro, me decían que lo pensara, que la operación era definitiva, pero oye, no hablaban con un adolescente, sino con un adulto de 30 años”, destaca el bombero.

Lilia Zoraya Echeverría, de 27 años de edad, y Ulises Velásquez, de 30 años de edad.

NO ES SU PROYECTO DE VIDA
Tanto Lilia como Ulises aclararon que ellos no odian a los niños, e incluso son amantes de pasar tiempo con sus sobrinos e hijos de amigos, pero la paternidad no es parte de su proyecto de vida.

Entre muchas cuestiones, son la economía y salud dos de los principales factores para tomar esa decisión, la cual, piden a las personas que respeten y entiendan.

También, a las parejas que están dudosas de si quieren o no tener hijos, Ulises y Lilia los invitaron a analizar sus expectativas futuras, viendo siempre que la paternidad no es parte de una lista obligatoria a cumplir para todos, sino una opción que debe tomarse de forma consciente y completamente convencidos de qué es lo que quieren.

EXPECTATIVAS CAMBIAN
Las expectativas de las personas cambian a través de las diferentes generaciones y desde hace unos 5 años atrás, los hijos han dejado de ser una prioridad para muchas parejas, afirma la sicóloga clínica y especialista en terapia familiar, Francis del Real.

“Este posicionamiento comenzó a ser visible desde hace unos 5 años para acá, aunque esporádico, fue en los últimos 3 cuando se empezó a hacer más frecuente y visible este tipo de decisiones”, indica.

Las razones que exponen las parejas, menciona, es normalmente la necesidad de tener una mayor estabilidad económica, el miedo a no poder obtener nunca un patrimonio propio o la falta de interés por criar a otro ser humano.

“Normalmente esto tiene que ver con sus intereses personales. Anteriormente las familias cuando se casaban era con el objetivo de tener hijos, pero ya no, hoy las parejas desean cosas diferentes para ellos”, explica.

“Quieren poder crecer profesionalmente, tener tiempo para divertirse o descansar, viajar y sobre todo, tener una estabilidad económica, ya que les parece que es mucho más difícil ahorita poder hacerse de un patrimonio, a diferencia de como lo hacían sus padres”, señala.

HAY QUE RESPETAR
Cualquiera de las razones que exponga una persona al tomar una decisión como esta debe ser respetada, asevera la sicóloga, sobre todo si se trata de personas adultas, conscientes e independientes.

En caso de ser un menor de edad, o tener aún la inseguridad al respecto, aconseja buscar ayuda sicológica y médica, para definir cuales son las mejores opciones para su cuerpo y que le permita a la persona tomar la decisión correcta para ella.

En esta nota

Comentarios