No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Inicia la búsqueda porque quería saber de dónde venía

Luego de 25 años de haber sido separadas, se reencuentran cuatro hermanas, aunque una de ellas ya falleció.

Avatar del

Por Tanya Vásquez

Luego de 25 años de haber sido separadas, se reencuentran cuatro hermanas, aunque una de ellas ya falleció, Nadia Berenice, Rosario Isabel, Ana Lidia y María Luisa en foto con el Pedro 'Chory' Carmona padre de ahora Alondra.(Eleazar Escobar)

Luego de 25 años de haber sido separadas, se reencuentran cuatro hermanas, aunque una de ellas ya falleció, Nadia Berenice, Rosario Isabel, Ana Lidia y María Luisa en foto con el Pedro 'Chory' Carmona padre de ahora Alondra. | Eleazar Escobar

HERMOSILLO, Sonora.- El poder de las redes sociales y los medios de comunicación lograron que el camino de cuatro hermanas separadas en su niñez, se volviera a cruzar más de 20 años después.

A través de Facebook, Polete, antes llamada Rosario Isabel, pidió apoyo para encontrar a su familia, pues ella mencionaba que cuando era niña había sido abandonada en la Central Camionera de Hermosillo.

"Yo inicié la búsqueda porque uno quiere saber de dónde viene, quién es su sangre, yo la única sangre que conocía era la de mi hijo", platicó Polete.

Ahí dio con Nadia, quien aseguraba era su hermana, el parecido físico era innegable, pero gracias a una prueba de ADN lograron comprobarlo, y aunque Nadia conoció a su madre biológica, sabía la historia y sabía que habían dos hermanas más.

Nadia le contó la historia a Polete y le contó que tenían dos hermanas más que también habían sido regaladas a otras familias, Ana Lidia, ahora llamada Alondra, y María Luisa, una bebé que falleció a los 3 años bajo el nombre de Briandita.

A través de los medios, Nadia pidió a la audiencia que le ayudaran a contactar con Ana Lidia, aunque sabía que legalmente había sido adoptada bajo el nombre de Alondra y a los pocos días, se logró su encuentro.

Pero faltaba alguien más en la historia, una bebé que había sido regalada a una familia de Esqueda y de la que no sabían si vivía o había fallecido, pues varias personas contaban historias distintas.

Gracias a que la historia se hizo viral y se compartiera en diversos medios, Ernesto Duarte y Valentina Sesma la conocieron, pues ellos hacía varios años habían adoptado a una bebé de 6 meses.

"Yo me enteré por medio de la radio, yo traigo un tráiler y entre medio de Ures y Hermosillo y empezaron a contar la historia...", citó.

"Y se cortaba la señal, pero dicen que una niña que se llamaba María Luisa y que estaba en Esqueda", dijo.

CONTACTA A LOCUTOR

Ernesto logró comunicarse con el locutor de la radio y pidió el contacto de Nadia, después de varios meses de que esta historia comenzara, la tarde del sábado terminó en el reencuentro de estas cuatro familias, que desde un inicio era una sola.

Briandita o María Luisa, como había sido llamada en su nacimiento, falleció a los tres años a causa de una apendicitis; cuando sus padres adoptivos la conocieron, estaba desnutrida y su pelo caía, pero los tres años que estuvieron con ella, fueron muy felices.

"Era lo que más queríamos, una hija y nos encontramos tres", fueron las palabras del señor Ernesto cuando conoció y abrazó a las tres mujeres, hermanas de su pequeña niña fallecida.

El encuentro se dio el sábado, con una fiesta las tres hermanas y la familia de la pequeña Briandita, celebraron que ya están juntos, sin juzgar el pasado y las decisiones que llevaron a su madre biológica a separarlas.

En esta nota
  • Familia

Comentarios