Hermosillo Luisa Elena y Humberto Luis dejaron lo construído en 45 años de matrimonio; ahora ella da aquí la batalla contra el cáncer de mama.

Huyen de Venezuela; lo dejan todo para luchar contra el cáncer

Avatar del

Por Olivia Paredes

Huyen de Venezuela; lo dejan todo para luchar contra el cáncer

Huyen de Venezuela; lo dejan todo para luchar contra el cáncer

Alejarse de sus familiares, abandonar su hogar y perder los ahorros que lograron durante 45 años fue lo más difícil para Luisa Elena y Humberto Luis, un matrimonio venezolano que salió de su País en busca de un tratamiento contra el cáncer de mama contra el que ella lucha.

La situación de violencia y pobreza que se vive en Venezuela, detalló Luisa Elena Salerno de Cisneros, no le permitió tener acceso a un tratamiento para combatir la enfermedad, por lo que después de once meses de ser diagnosticada huyó junto con su esposo.

"Nos vinimos a la deriva para ver si lográbamos el tratamiento aquí; gracias a Dios, el médico Henry García contestó y nos dijo que nos viniéramos, era por lo que estábamos batallando en Venezuela, pasaron once meses y no conseguimos ni siquiera un remedio.

"Llegamos (a Hermosillo) el 10 de julio del 2017; como pudimos compramos los pasajes de avión a Panamá, luego a Miami y de ahí a Tucson, de Tucson nos vinimos en carro para acá", explicó.

SE SIENTE MEJOR

Aunque su cuerpo ha reaccionado ante el calor hermosillense, expresó, siente que su estado de salud va mejorando conforme avanza la medicación, las radioterapias y las quimioterapias a las que es sometida.

"Sí me siento mejor porque me operaron del colon, estuve hospitalizada con una infección en la orina, igual una infección en los pulmones y logré superarlas; ahorita me tienen aquí, llevo tres días hospitalizada por una complicación que tuve de problemas de la cabeza", indicó.

Luisa Elena subrayó que el médico que le brinda apoyo es de origen venezolano y que gracias a él, desde hace un año y tres meses volvió a tener una esperanza de vida, aunque extrañe lo que tenía en Caracas… en su hogar.
En esta nota

Comentarios