No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Habrá pitahayas una semana más

La temporada de este fruto del desierto está por terminar.

Avatar del

Por Gamaliel González

Leticia Moreno explicó que el fruto ya empieza a escasear y cada vez es más pequeño.(Gamaliel González)

Leticia Moreno explicó que el fruto ya empieza a escasear y cada vez es más pequeño. | Gamaliel González

La temporada de pitahaya está por llegar a su fin y a pesar de que el panorama por la pandemia auguraba una mala venta fue todo lo contrario, dijeron vendedoras.

Leticia Moreno, una vendedora del codiciado fruto del desierto, comentó que pensaban que la población rechazaría sus productos debido al coronavirus, pero todo lo contrario, pues la pitahaya sigue continúa en la preferencia de la población.

Nos fue bien, pensábamos que no iba a ver venta, que la gente nos iba a rechazar por lo del Covid, el virus, hay personas que sí nos rechazan por el cubrebocas, pero hay personas que sí, mucha gente nos compra”, agregó.

En lo que sí afectó de manera irreversible el coronavirus a los vendedores y recolectores es en la tradicional fiesta de la pitahaya que tenían cerca de 12 años de realizar de manera interrumpida en julio y que en este año fue cancelada para evitar la propagación de contagios.

Ahora el fruto ha comenzado a escasear y es de menor tamaño, entre dos recolectores cuando mucho llenan una cubeta de 19 litros cuando en semanas pasadas un trabajador recolectaban tantos frutos que podían llenar dos baldes.

Leticia indicó que el pasado 27 de mayo comenzó la temporada del manjar silvestre y esperaban que finalizara a principios del mes de agosto, pero debido a la escasa lluvia se extendió su crecimiento hasta mediados de este mes.

POCO TIEMPO

Yahaira Patiño, otra vendedora del fruto, invitó a las personas a que acudan por las pitahayas porque solo estarán hasta la próxima semana y lo pueden disfrutar como nieve lo que resta del año si se congela.

Según datos proporcionadas por las vendedoras son cerca de 150 personas de Carbó que cada año trabajan en la venta y recolección de la pitahaya y al terminarse la temporada siguen laborando en los campos agrícolas en la preparación de la tierra para sembrar otros frutos.

En esta nota
  • Pitahayas

Comentarios