No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Gimnasios usan toda su fuerza para subsistir


Para reabrir invertieron en adecuaciones  y el aforo es limitado.
 

Avatar del

Por Mirna Lucía Robles

Gimnasios usan  toda su fuerza  para subsistir(Banco Digital)

Gimnasios usan  toda su fuerza  para subsistir | Banco Digital

HERMOSILO, Sonora.- Los gimnasios no han podido recuperarse tras el cierre de poco más de seis meses por la emergencia sanitaria, pero luchan con fuerza para subsistir. 


Han hecho adecuaciones, implementaron medidas sanitarias, pero aún así muchos de sus clientes no han regresado.


Mario Monroy Benítez, miembro de la agrupación Gimnasios Unidos por la Salud, que aglutina a unos 150 miembros, manifiesta que desde la reapertura el pasado 2 de septiembre, estos espacios poco a poco han cobrado vida.


Aunque no se tienen cifras de cuántos han cerrado, están entrados que hubo algunos que ya no pudieron reabrir.


“Hemos seguido los protocolos como lo marca la autoridad. Se revisa la temperatura, se tiene un tapete sanitizante y contamos con gel antibacterial”, detalla el coordinador de Fitness House.


Los clientes deben llevar toalla para desinfectar y para el sudor. “El protocolo que se hace es diario, a toda hora. Les damos a los clientes su dispensador personal con desinfectante y debe haber uso obligatorio de cubrebocas”, comenta.


Lo más difícil
Lo más difícil ha sido mantener los sueldos de los trabajadores, indica, además de efectuar puntualmente el pago de las rentas de los locales.


“El gobierno jamás nos otorgó algún tipo de ayuda o facilidad en cuanto al pago de la renta, gastos. Nada. Gracias a Dios la directiva pudo salir adelante con los sueldos, renta y otros gastos”, señala.
“Al principio fue muy difícil, estábamos vacíos. La gente decía que se tendrían contagios por el Covid, pero ahora se acercan y preguntan. Empezamos realmente a reactivarnos”, considera.


CON PRÉSTAMOS
Génesis Salas Galaz, dueña de un gimnasio en la colonia Sacramento relata que debido al pago de la renta tuvo que abrir sus puertas en septiembre, ya que su plan inicial era abrir a inicios del próximo año.


“Tuve que pedir préstamos en todos lados. Al principio, mi esposo me ayudó a pagar los primeros meses de renta en la pandemia pero después le tuve que platicar a la señora de la renta la situación y me dio oportunidad de pagar una parte”, menciona.


Pero para Génesis ha sido difícil, ya que perdió clientes que habían tomado clases con ella desde hace casi 15 años y que, por miedo a contagiarse, no han ido a entrenar.


“Ha sido muy difícil, no me está yendo como esperaba además de que para los nuevos trámites que nos pidieron para poder abrir tuve que gastar alrededor de 14 mil pesos”, expresa.


Aunque poco a poco estos espacios comienzan a recobrar “vida”, todavía falta para que puedan recibir clientes a su máxima capacidad., sin embargo están en la lucha por continuar.
 

En esta nota

Comentarios