No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

"Era muy buena gente"

Pedro Adolfo, de 47 años, perdió la vida la noche del pasado miércoles en un incendio de su vivienda ubicada en Residencial de Anza. 

Avatar del

Por Jorge López

Pedro Adolfo era muy querido por sus clientes y vecinos.

Pedro Adolfo era muy querido por sus clientes y vecinos.

HERMOSILLO, Sonora.- Alegre, carismático y muy buena persona es como siempre recordarán familiares, vecinos y clientes a Pedro Adolfo, de 47 años de edad, quien perdió la vida en la noche del pasado miércoles en un incendio de su domicilio ubicado en Residencial de Anza.

Pedro Adolfo, de profesión estilista, tenía su negocio en la sala de su casa y tras el incendio de su vivienda localizada en las calles Dr. Ignacio Pesqueira y Quinta de la Flor, Pedro Adolfo fue encontrado sin vida alrededor de las 23:05 horas del miércoles; su cuerpo estaba en el sofá de la sala, según informaron autoridades.

Francisco Ramírez, comandante de Bomberos de Hermosillo, indicó que al llegar al lugar que funcionaba se percataron de que salía humo y vecinos informaron que tal vez se encontraba una persona en el interior.

"Por lo mismo los muchachos ingresan, se realizó una búsqueda y efectivamente se encontró a una persona en lo que es el área de la sala, es sacada de inmediato y revisada por personal de Cruz Roja y determinaron que la persona se encontraba sin vida", explicó.

El rescatista reveló que el cuerpo presentaba lesiones por quemadura, producto del incidente, pero se desconoce cómo se originó y será la Fiscalía General de Justicia del Estado la que determine cómo ocurrieron los hechos y las causas del deceso.

MUY ALEGRE

"Yo no puedo concebir la idea de que haya muerto, no puedo creerlo, estoy totalmente sorprendida, porque él era muy buena gente, siempre muy simpático, muy alegre, le gustaba mucho caminar; pasaba todas las mañanas por aquí, de hecho era cliente y todo muy bien", comentó la empleada de una tintorería cercana.

El señor Alberto Castillo aseguró ser cliente y amigo de Pedro Alfredo desde hace más de 15 años y se mostró consternado ante lo ocurrido, ya que no podía creer lo que le habían informado, por eso en cuanto supo acudió a la casa de su amigo.

"Yo era su cliente. Lo conocí por mi hija, porque ella siempre viene con él. No le gustaba cortarle el pelo a los hombres, yo era al único que se lo cortaba, pero ya después fue cortándole a otros pocos: Él era muy querido por todos, siempre lo buscaba la gente", expresó entre sollozos.

PONEN VELADORA

Para honrar su memoria, Margarita Figueroa y Sarahí Fuentes llegaron a la casa de su primo y encendieron una veladora.

Comentaron que era "de buen corazón", no fumaba, no ingería bebidas alcohólicas y le gustaban mucho los animales, por lo que no se explican cómo su muerte pudo ser tan trágica.

"A él le gustaban mucho los animales, en el patio tiene gallos, conejos y tortugas, los cuidaba mucho y siempre los protegía. Él antes estaba en Las Quintas, pero se vino para acá, ya tenía como unos diez años viviendo aquí.

"Sus hermanas eran las que le ayudaban, pero trabajaba solo", destacó Sarahí.

Las jóvenes no se explican cómo pudo haberse presentado el incendio en el que Pedro Adolfo falleció, pero reconocieron que en la sala, donde fue encontrado, había múltiples conexiones por los utensilios que utilizaba para realizar su trabajo y sólo esperan que las autoridades investiguen qué fue lo que sucedió.

En esta nota

Comentarios