Hermosillo Débiles visuales

Enseñan a ciegos y débiles visuales a valerse por sí mismos

Realizaron una práctica en la Plaza Zaragoza para aprender el uso adecuado del bastón. 

Avatar del

Por Tania Yamileth Hernández

El grupo realizó su práctica en la Plaza Zaragoza, ya que hay rampas, escalones, �rboles y plantas diversas, así como otros obstáculos, lo cual fue de gran aprendizaje para ellos.(Yamileth Hernández)

El grupo realizó su práctica en la Plaza Zaragoza, ya que hay rampas, escalones, �rboles y plantas diversas, así como otros obstáculos, lo cual fue de gran aprendizaje para ellos. | Yamileth Hernández

HERMOSILLO.- Un grupo de personas ciegas y débiles visuales realizó ayer una práctica sobre el uso del bastón, en la Plaza Zaragoza; ahí aprovecharon que hay escalones, rampas, árboles y muchos "obstáculos", por lo que su práctica fue de gran aprendizaje.

Gracias a las capacitaciones que se les brinda por parte del personal de Néidi, "Centro de Atención a Ciegos y Débiles Visuales", practican por la ciudad su andar, subir y bajar escaleras apoyándose de su bastón, caminar por las banquetas o cruzar las calles.

CLASES PARA LA VIDA DIARIA

César Antonio Pérez Romero, instructor y débil visual, apoya a quienes toman el curso, siendo para él una experiencia muy bonita, pues se siente útil y más que eso, seguro de sí mismo.

"Atendemos y capacitamos a las personas, desde un día de nacido hasta cualquier edad, donde les damos clases de adaptación, orientación y movilidad, y el propósito es que ellos salgan y pongan en práctica las técnicas del bastón.

"Se les enseña cómo deben agarrar el bastón, cómo se debe de colocar, cómo lo deben de mover para identificar si hay un obstáculo o un escalón, una pared, todo esto para que ellos eviten un accidente porque el bastón, literal, son los ojos de una persona ciega o débil visual", recalcó.

"Todos los que venimos a los cursos son ciegos o débiles visuales, algunos nacieron con el problema o lo adquirieron en el transcurrido de su vida, pero estas capacitaciones se han vuelto muy enriquecedoras para ellos porque les sirve mucho para su vida diaria porque se tienen que enfrentar a todo", destacó.

César Antonio Pérez dijo que las clases y cursos, además de ser un aprendizaje, son una distracción para quienes anteriormente veían y ahora ya no, pues la adaptación es difícil, pero no imposible.

Néidi, se ubica por el bulevar Libertad, entre Artesano y calle Progreso, colonia Y Griega.

En esta nota
  • Débiles visuales

Comentarios