No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Enfrenta Silvia el Covid tras infectarse en la atención a pacientes

La joven enfermera considera que lo más difícil en su recuperación es tener que estar alejada de sus hijos.
 

Avatar del

Por Leonor Hernández

La enfermera Silvia Amador Juárez ha tenido que alejarse de su familia tras dar positivo a Covid-19.(Especial)

La enfermera Silvia Amador Juárez ha tenido que alejarse de su familia tras dar positivo a Covid-19. | Especial

HERMOSILLO, Sonora.- No poder ver a sus hijos y tener que estar alejada de ellos por más de un mes ha sido un enorme sacrificio para Silvia Amador Juárez, enfermera del Issste y del Hospital Militar, quien se infectó de Covid-19 por atender pacientes con la enfermedad en Hermosillo.

Esta situación ha sido muy difícil para mí y mi familia. Yo tengo tres hijos y ellos han resentido mucho mi ausencia, sobre todo para el más grande que tiene 14, él quiere que me salga de trabajar, pero le explicó que no puedo, que esto lo hago por el futuro de él y sus hermanos”, comentó la joven de 34 años.

Amador comenzó a atender pacientes Covid a principios de mayo en el Hospital Militar, durante sus guardias se encargaba de pacientes positivos y sospechosos continuamente, y aunque siempre intentaba protegerse, sabía que estar ahí podía significar un riesgo para ella y sus familiares.

Debido a eso decidió aislarse por voluntad propia primero en el Centro Covid ubicado en el Hotel San Martín, yéndose después al Gándara al ver como este se llenaba poco a poco de pacientes.

“En mi casa vivo con mis hijos y mi mamá, pero me salí de ahí cuando empecé a atender casos. Me fui al Hotel San Martín, donde nos apoyaron bastante a todos los enfermeros y médicos, pero cuando vimos que cada vez había más pacientes nos trasladamos al Gándara.

“Me encontraba ahí cuando amanecí un día con tos, el primero de junio, no tenía otro síntoma, sólo eso, pero fue una alerta máxima para mí, sabía que muy probablemente era positivo”, relató.

Inmediatamente Silvia acudió a realizarse la prueba en el Hospital del Issste, para después aislarse de nuevo ahora en una casa que le prestó su hermana, afortunadamente, contó, la enfermedad no le provocó muchas molestias durante el proceso, ya que empezó a tratarla de inmediato.

“Yo empecé con tos seca el primer día, a los dos días empecé con falta de gusto y olfato, no podía oler, nada me sabía, después de eso me dio fiebre leve, máximo 38, pero me bañaba y me bajaba afortunadamente.

“El 9 de junio me dieron el resultado positivo, aunque yo ya lo sabía, y hasta el momento no he tenido mayores molestias”, expresó.

SE SIENTE AFORTUNADA

Silvia admite que se siente afortunada de haber tenido un cuadro tan leve, pero sabe que muchos pacientes no corren con la misma suerte, por eso teme sobre todo por sus compañeros de trabajo y familiares.

A las personas que no creen en la enfermedad, solicitó que se den “una vuelta” por los hospitales, ya que después de ver lo que se vive ahí adentro, mencionó, se vive la enfermedad.


 

En esta nota

Comentarios