No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Cuando la belleza cuesta… la salud

Algunas sustancias químicas que están en productos de uso diario son dañinas para el ser humano.

Avatar del

Por Jorge López

Fue tanta la “necesidad” de hacer uso de artículos de belleza, agregó Romo Paz, que en la actualidad las mujeres diariamente utilizan en promedio 17 artículos(Pixabay)

Fue tanta la “necesidad” de hacer uso de artículos de belleza, agregó Romo Paz, que en la actualidad las mujeres diariamente utilizan en promedio 17 artículos | Pixabay

HERMOSILLO, Sonora.- En la industria cosmética se utilizan 12 mil productos químicos, de los cuales se conocen bien 2 mil 400, pero mil 200 de ellos son peligrosos para la salud, reveló el profesor investigador de la Universidad de Sonora, Antonio Romo Paz.

El químico biólogo destacó que a partir de la Segunda Guerra Mundial los productos de belleza y de uso personal comenzaron a ser casi imprescindibles en la vida de las persona, ya que antes de ese tiempo, el utilizar algún cosmético o fragancia era un lujo.

“Esa época es cuando empezó el ‘boom’ de los productos de belleza, que es cuando se abarataron más porque antes estos productos eran para las personas de clase social alta, con recursos económicos altos.

“Pero cuando vino el desarrollo de la industria química, se empezaron a abaratar todos los cosméticos, los productos de belleza; se hicieron más accesibles, porque se pudieron sustituir los productos naturales por productos químicos”, dijo.

Fue tanta la “necesidad” de hacer uso de artículos de belleza, agregó Romo Paz, que en la actualidad las mujeres diariamente utilizan en promedio 17 artículos, mientras que los hombres entre seis o siete, que van desde el desodorante, talco, pasta dental, champús, maquillajes, tratamientos para el cabello, cremas, etcétera.

El catedrático de la Universidad de Sonora indicó que hasta hace muy poco, las marcas reconocidas habían utilizado químicos altamente tóxicos, que a su vez sirven como conservadores, como en el caso de los champús y dentífricos (pasta dental).

“Se trata del formaldehído o formol, el cual hace 10 años ya estaba catalogado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como cancerígeno y casi todas las marcas de champús lo estaban utilizando porque aquí en México nadie regula eso”, externó.

Luego de que su investigación se hiciera viral en la plataforma de YouTube, Antonio Romo Paz comentó que le llovieron críticas, incluyendo marcas importantes de cosméticos, pero los retó a que comprobaran que el formol no era tóxico y nunca obtuvo respuesta, pero sí cambiaron su componente al que les recomendó (metil hisodialinona).

Y ESTO AUMENTA

Cada mes se agregan 600 productos químicos a la lista de cosméticos, subrayó, y existen algunos productos de uso personal que siguen haciendo uso de sustancias tóxicas, y en la mayoría de las veces, las empresas no saben hasta que ocurren las tragedias.

La industria de la belleza no le invierte a la cuestión de la salud. No se le invierte a la cuestión de los alimentos, menos a los productos de belleza. La empresa busca la máxima ganancia y no le importa; igual pasa con los medicamentos, ya hasta que se empieza a morir gente dicen: 'Bueno, hay que ver qué pasó'”, apuntó.

Existen productos que, por abaratar precios, utilizan sustancias que no son puras, señaló, como los colorantes que utilizan en los pintalabios, que en el proceso de fabricar el colorante se le añadió plomo y este sólo se detecta con un análisis profundo.

“En Internet anda un video para supuestamente comprobar si tienen plomo o no un producto, pero son pruebas que no tienen fundamento científico. Se ponen pintalabios en el brazo, se frotan con un anillo de oro y si se pone oscuro, tiene que decir que sí tiene plomo, pero son mentiras”, afirmó.

TIPOS DE SUSTANCIAS

Romo Paz dijo que existen sustancias químicas tan peligrosas que pudieran alterar el sistema hormonal de las personas sin importar el género, ya que la mayoría de ellos, que alguna vez se utilizaron como conservadores o siguen vigentes, son disruptores hormonales.

Entre los más conocidos y peligrosos se encuentran el triclosán, formaldehido o formol, tolueno o metilbenceno, parabenos, parafenilendiamina, ftalatos y bisfenol A ó BPA. 

“El triclosán es uno de los más peligrosos, es un bactericida, un conservador muy utilizado en jabones, pasta de dientes y desodorantes porque es muy buen conservador, aunque está considerado en Europa como altamente tóxico y afecta al medio ambiente", comentó Romo Paz.
 

En esta nota

Comentarios