No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Confinamiento es buen tiempo para hablar sobre la prevención de las drogas con nuestros hijos: Amor y Convicción

Omar Balderrama, fundador de la organización, recomendó a que a los niños de tercer años de primaria se les prevenga sobre las drogas legales, como el cigarro y el alcohol.

Avatar del

Por Sonora

Confinamiento es buen tiempo para hablar sobre la prevención de las drogas con nuestros hijos: Amor y Convicción(GH)

Confinamiento es buen tiempo para hablar sobre la prevención de las drogas con nuestros hijos: Amor y Convicción | GH

HERMOSILLO, Sonora.- El tiempo que pasan juntos padres e hijos durante el confinamiento es un buen momento para tocar el tema de la prevención de las drogas para tener una juventud sana, aseguró Omar Balderrama fundador de “Amor y Convicción”.

Recomendó que a los niños de tercer año de primaria se les prevenga de las drogas legales, como son el cigarro y el alcohol y a los que están en secundaria se les puede comunicar de los daños que ocasionan las adicciones ilegales.

“Si un niño ya sabe leer, ya está en primaria, ya se le puede dar prevención universal con la manera que él recibe el conocimiento, a un niño no le vas a poner imágenes de sangre” apuntó “puedes enseñar que lo puede meter en problemas, a través de juegos”.

Las drogas legales hay que colocarlas junto a sustancias que dañan la salud como es el cloro o el tinel que son cosas que pueden lastimar el cuerpo y la mente al ingerirse.

Uno de los errores más comunes que cometen los padres al hablar de droga con los hijos, comentó, es tratar de sembrar el miedo hacia las sustancias adictivas, cuando lo mejor es ver las adicciones a las sustancias como una enfermedad.

“Está comprobado de que cuando tratas de meter miedo provocan, inseguridad en las personas y eso los termina llevando al consumo más adelante”, señaló.

Manifestó que la mejor manera de prevenir es con el amor, el afecto saludable de padres a hijos, y sobre todo con el ejemplo de los tutores, ya que los hijos replican el 70% de las acciones de la persona que le da la formación en casa.

 “Las adicciones tienen que ser vistas como una enfermedad y tratadas como una enfermedad, no como un síndrome de locura social o como si quien la consumiera fuera antimoralista, o que le ha fallado a su religión, el tema de las adicciones no es un tema moral, es un tema de salud”, aseguró.

En adolescentes que van en secundaria es bueno que ellos vean los efectos de las drogas de las personas que sufren  adicción en la calle o que están en centros de rehabilitación para que relacionen las drogas con ese tipo de problemas.

 Enfatizó que para alejar a un niño de las drogas hay que llenarlo de amor para que no quepa en él las drogas.

En esta nota

Comentarios