No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Con nueva consigna

César Vargas agradece la confianza de Naranjeros de Hermosillo por darle un lugar en la rotación de abridores.

Avatar del

Por Saúl Gómez

César Vargas abrió el juego del jueves por Naranjeros.(Cortesía)

César Vargas abrió el juego del jueves por Naranjeros. | Cortesía

HERMOSILLO, Sonora.- En la temporada 2019-20 de la Liga Mexicana del Pacífico se verá al mejor César Vargas en el centro del diamante, aseguró ayer el mismo jugador poblano.

A sus 27 años de edad, el lanzador de Naranjeros de Hermosillo se siente a plenitud en cuanto a su brazo derecho.

Tras un verano en el que se afianzó como abridor con Sultanes de Monterrey, el serpentinero estará en su cuarta temporada consecutiva con la novena hermosillense en el circuito invernal, y hasta el momento con un lugar en la rotación.

"Muy contento por esta oportunidad, estaba yo trabajando como relevo en años anteriores aquí con Naranjeros. Me quedo aquí este año con Sultanes, me dan la oportunidad de abrir y mi brazo se acomoda muy bien, sano todo el año.

Esta es la confianza que traigo, llego aquí y me dan esa confianza para abrir juegos. Me siento muy bien, mi brazo está fuerte y espero seguir así con el equipo en esta nueva temporada", abundó.

Luego de su primera experiencia en la Liga Mexicana de Beisbol, su debut en Grandes Ligas en 2016 con Padres de San Diego y continuando su paso en sucursales de los Nacionales de Washington, el pítcher considera todo este proceso como un aprendizaje en su carrera.

"Cada oportunidad, cada nuevo equipo al que llego en mi carrera lo tomo como un reto; jamás he pensado que es un retroceso o algo así. Lo veo como un reto y aprendí mucho este año, aprendí a conocer mi cuerpo, a trabajar mejor y es un año muy importante para mí, que vengan cosas mejores", apuntó.

En esta nota

Comentarios