No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo Las otras víctimas del Covid

Con lo poquito que vende apenas le alcanza para comer

Tiene 20 años como vendedor ambulante y no le había tocado un panorama tan complicado

Avatar del

Por Gamaliel González

Tiene 20 años como vendedor ambulante y no  le había tocado un panorama tan complicado(Gamaliel González)

Tiene 20 años como vendedor ambulante y no  le había tocado un panorama tan complicado | Gamaliel González

HERMOSILLO, Sonora.- Hace 20 años Ernesto Búrquez hizo de un “diablito” una carreta para vender dulces, papitas y otras botanas, tenía su punto de venta fijo, pero desde la pandemia deambula por el Centro de Hermosillo en busca de nuevos clientes.


Se colocó en la Plaza del Mercado Municipal para tratar de vender los pepihuates o los Tostitos con verdura con el sazón de extra limón y chile que a la mayoría le encanta, pero día tras día se ha tenido que regresar con gran parte de la mercancía a su casa.


En las dos décadas que tiene vendiendo sus productos, dijo, nunca había tenido la necesidad de empujar tanto su carreta porque él iba a vender su mercancía a la Plaza Hidalgo, justo frente al Sindicato de la Sección 54 y los maestros eran sus clientes.


“Ahora con esto de la pandemia tengo que andarle buscando donde pueda, me ha ido muy mal, toda la pandemia ha estado muy mal, hay muy poca gente y se van temprano a sus casas”, contó.


En los negocios del Centro de Hermosillo también tiene algunos de sus compradores, pero los locales se han cerrado como parte de las medidas para contener los contagios.


MUY POCA VENTA


Ernesto Búrquez manifestó que en las tardes también visita algunas colonias del alrededor del Centro como son la San Juan, El Ranchito, Casa Blanca y otros sectores que colindan para lograr obtener algo de dinero y comprar alimento.


“La venta me bajó un 90%, saco para comer ahorita nomás, ahorita lo que vendí es lo primero que vendo, ha estado muy mal”, expresó. Eran cerca de las 13:00 horas.


Por lo pronto, dijo, que seguirá instalándose en la Plaza del Mercado Municipal en espera de clientes; es muy fácil de identificar porque siempre está escuchando música en su radio de pila junto a su hechiza carreta.


Ernesto Búrquez batalla para vender su mercancía, pues hay poca gente en el Centro.

 

En esta nota

Comentarios