No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Comerciantes en Kino están a la expectativa

Ante la proximidad de la Semana Santa los comerciantes están preocupados porque no saben qué pasará. 

Avatar del

Por Leonor Hernández

Comerciantes en Kino están a la expectativa(Julián Ortega)

Comerciantes en Kino están a la expectativa | Julián Ortega

HERMOSILLO, Sonora.- Comerciantes y prestadores de servicio en Bahía de Kino están preocupados por el aislamiento preventivo al que llamó la Secretaría de Salud Federal, a causa de la pandemia mundial de Covid-19, ya que Semana Santa es la mejor temporada de venta para ellos y aún no saben qué tanto va a afectar sus ingresos.

“Estamos a la expectativa igual que todos. La Semana Santa es el inicio del verano, es con lo que arrancamos nuestra mejor temporada del año y la verdad aún no sabemos qué vamos a hacer”, comentó el propietario del Restaurante La Palapa, Manuel Cota.

“Esto del coronavirus nos cayó de sorpresa”, expresó, “entonces no sabemos cómo nos va a impactar en nuestros ingresos, no habíamos planeado algo al respecto”.

El empresario señaló que hasta el momento ha ido gente a la playa, no como otros años en esta misma fecha, situación que ya muestra un panorama negativo para su negocio.

Aclaró que lo principal es la seguridad de las personas, por lo cual acatará cualquier orden que hagan las autoridades de salud al respecto.

PANORAMA DIFÍCIL

Esta misma situación la describieron los trabajadores del comercio “La Chinita”, el cual vende alimentos variados en medio de la playa de Kino Nuevo y de donde subsiste una familia entera originaria de Guerrero.

“La verdad es que no sabemos qué va a pasar, ni cómo lo vamos a hacer, porque nosotros todos vivimos de nuestra venta aquí, pero pues no podemos hacer nada, esperamos que ya encuentren rápido una cura para el virus y se acabe la contingencia”, opinó Roberto, quien junto a su esposa, madre e hijas, vende mariscos y botanas preparadas a los turistas que hay en la playa.

Al cuestionarle cómo había estado la venta hasta el momento, el joven dijo que era menor a otros años, pero no mala, ya que hasta el día de ayer no había dejado de haber clientela constante desde que inició marzo.

En esta nota

Comentarios