Hermosillo Están conscientes de que es necesario reparar los daños que tiene el inmueble fundado en 1912.

Angustia cierre del Mercado a locatarios

Avatar del

Por María José López

Angustia cierre del Mercado a locatarios

Angustia cierre del Mercado a locatarios

Angustiados y desesperados se sienten algunos de los comerciantes del Mercado Municipal, porque las ventas les han bajado desde que se dio a conocer la posibilidad de cerrar el lugar para hacer reparaciones.

Desde hace doce años, la señora Cecilia Salazar ha laborado con dedicación y esfuerzo en el negocio familiar.

Ella madruga a diario pues debe tener todo listo para recibir a los clientes a las 06:00 horas, pero eran las 10:40 horas y todavía no llegaban los comensales a su taquería. Y así ha estado desde que se habló del posible cierre.

"Últimamente no tenemos ventas, está muy raro porque casi no viene gente, lo más que hemos vendido ha sido mil 200 diariamente, más la inversión de productos que le tenemos que hacer", comentó.

Y aunque está consciente de que el Mercado Municipal necesita varias reparaciones, considera que estas fechas no son las apropiadas. "Será un contratiempo para nosotros porque de esto dependemos muchas personas", expresó.

Uno de los locatarios de una cafetería coincidió en la necesidad de darle al lugar su "manita de gato".

"Sí se requiere arreglar, son fallas estructurales las de las paredes, pero a como lo fatalizan que se va a desmoronar es mentira", afirmó el locatario quien pidió omitir su nombre.

Carolina Herrera, quien lleva 20 años en su negocio de carnicería, cree que es mejor que remodelen en enero."En diciembre son las ventas buenas, en todo el año estamos esperando esta fecha", expresó, "sí nos afectaría y mucho, también a las familias"."Aquí hemos hecho amistades, algunos buenos y otros malos, incluso el dueño de esta cafetería a veces le pego un codazo si no nos atiende bien", bromeó. "El mercado está bien, nos vamos a morir y va a seguir bueno".

"El mercado no va a cerrar, las paredes están muy gruesas, entonces no se podrán abrir las rajaduras que tienen", consideró.

Eduardo Encinas, de 82 años, dijo que ya perdió "la cuenta" de las veces que ha estado en el Mercado, ya que para él es un lugar agradable; él es uno de los fieles amigos de don Sergio y Gustavo.

"Aquí conocí a Sergio y Gustavo", contó, "con decirte que ya no recuerdo cuántas veces he venido al Mercado".
En esta nota

Comentarios