No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

¡Adiós anteojos y adiós cataratas! En sólo 30 minutos

Operarse un problema de cataratas brindó una mayor seguridad a la hora de realizar su trabajo como operador de ambulancias a Ramón Coronado Sábori.

Avatar del

Por Leonor Hernández

Ramón Coronado Sábori después de la cirugía logró de nueva cuenta ver con claridad sin necesidad de anteojos.(Redacción)

Ramón Coronado Sábori después de la cirugía logró de nueva cuenta ver con claridad sin necesidad de anteojos. | Redacción

Operarse un problema de cataratas brindó una mayor seguridad a la hora de realizar su trabajo como operador de ambulancias a Ramón Coronado Sábori, quien después de la cirugía logró de nueva cuenta ver con claridad sin necesidad de anteojos.

El hombre fue uno de los 290 beneficiados de la campaña de cirugías de cataratas, que realizó el Instituto Mexicano del Seguro Social en Hermosillo durante el pasado 17 y 18 de diciembre.

Esta oportunidad, contó, le ha ayudado a realizar mejor su trabajo, a no sufrir dolores de cabeza por forzar la vista y sobre todo a sentirse más seguro de sí mismo al realizar cualquier actividad cotidiana.

En cuanto me dieron la información luego luego acepté entrar para aliviar mi problema, me sentí muy conforme y animado porque tuve la operación bastante rápido y el único requisito que me pidieron fue ser derechohabiente del Seguro Social", expresó.

El procedimiento fue sólo con anestesia local y duró aproximadamente 30 minutos, tiempo que incluso se le hizo largo ya que otros pacientes que pasaron antes que él a cirugía salieron aún más rápido.

"Fue super rápida la cirugía", relató, "me pusieron anestesia local y todo el tiempo estuve consciente. Los doctores fueron muy amables, jamás sentí dolor y todo el procedimiento terminó como en 30 minutos, cosa que hasta se me hizo larga por que yo vi que otros salían en quince".

VA POR EL OTRO

Debido a que aún tiene una catarata en el ojo izquierdo, Ramón ya está en el proceso de trámites para la operación y aprovecha para invitar a quienes tengan este problema en la vista, que no duden en hacerlo.

"De verdad te cambia todo", expresó, "ya no batallo para ver el alto mientras conduzco, leo sin problemas, ya no te cansas de intentar enfocar algo; yo le digo a los demás que mientras nada les impida entrar a cirugía, que lo hagan, no se van a arrepentir".

Comentarios