No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Estilo Social

María Elena Robles Linares de Vielledent: ¡Una mamá al 100!

Felicidad, milagro, amor es como describe María Elena Robles Linares de Vielledent la primera vez que se convirtió en mamá a los 28 años.

Avatar del

Por Raquel Guzmán 

Felicidad, milagro, amor es como describe María Elena Robles Linares de Vielledent la primera vez que se convirtió en mamá a los 28 años.

Felicidad, milagro, amor es como describe María Elena Robles Linares de Vielledent la primera vez que se convirtió en mamá a los 28 años.

MARÍA ELENA ROBLES LINARES DE VIELLEDENT
Hijos: Víctor, Alán, Sebastián y Elena.
Esposo: Víctor Vielledent
Comida favorita:
Lugar favorito en el mundo:
3 adjetivos que definan en tipo de mamá que eres:
El mejor regalo del Día de las Madres que te hayan dado:

"Ahora es el turno de entender lo que me decía mi mamá de pequeña".

"Ser mamá ha sido uno de los acontecimientos que cambió radicalmente la forma de ver el mundo para mi".

"Mi mayor miedo como mamá es que mis hijos se alejen de Dios".

"Debemos disfrutar todo lo que estamos viviendo al máximo, todas las etapas son maravillosas, pero no vuelven, así que ¡a gozar al máximo!"

Felicidad, milagro, amor es como describe María Elena Robles Linares de Vielledent la primera vez que se convirtió en mamá a los 28 años.

Desde entonces, se ha dedicado a criar a sus cuatro hijos: Víctor, Alán, Sebastián y Elena con dedicación y mucho amor, sin dejar de lado su faceta como mujer y esposa.

Al preguntarle cuál ha sido lo más difícil de ser mamá comenta que todo depende de la etapa, cuando son bebés, niños o adolescentes cambian los retos y las necesidades, entonces es cuando se torna un difícil, al ir cambiando la dinámica familiar según las necesidades de todos, agrega.

"Mi balance se da en el momento que yo estoy al 100 en todas las áreas de mi vida, ahí surge la mejor versión mujer-mamá para mi, comenta María Elena, quien además de ser mamá de tiempo completo, es apasionada de la Nutrición, y actualmente está llevando un diplomado en línea.

Para ella, uno de los privilegios más grande de ser mamá de tiempo completo es precisamente tener la oportunidad de estar siempre presente en la vida de sus hijos, y está consiente de que ese también es un gran desafío para ella como mujer.

"Lo qué pasa por las manos de mi mamá es garantía de perfección, eso es una de las cosas que más admiro de ella... Tengo muy bonitos recuerdos de mi infancia con ella en el campo... Pero también me metía en problemas con ella cuando llegaba más tarde del horario permitido, y ahora la entiendo porque lo vivo con mis hijos", platica María Elena.

Le habría encantado practicar alpinismo de montaña, es como su asignatura pendiente y asegura que una de las cosas que dijo que jamás replicaría de su mamá es dormir la siesta, no le gustaba que sus papás lo hicieran.

"Cuando era pequeña quería ser enfermera, pero creces y la vida te va llevando hacia otra dirección, y así como eso, también fue cambiando la percepción que tenía de ser mamá, esa cambia todos los días y evoluciona", menciona Robles Linares.

"Cuando sean  papás entenderán" es la frase que con mayor frecuencia les dice a sus hijos y que luego analiza y se da cuenta que está escuchando a su propia mamá.

María Elena se recuerda a sí misma como una jovencita muy divertida cuando tenía la edad de su hijo mayor y agrega que era la mera época de las fiestas, de las amigas, de ir a la playa, y comenta que a esa edad ya era novia de su actual esposa, con el que hoy forma esta hermosa familia.


 

En esta nota

Comentarios