No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Estilos

¿Tuviste Covid y sientes mucho cansancio? Hay una explicación

De acuerdo con Sergio Zúñiga, médico de la UVM, el síndrome de fatiga crónica es la consecuencia más esperada entre los recuperados de coronavirus.

Avatar del

Por Sonora

El síndrome de fatiga crónica es más que un cansancio, pues realizar actividades cotidianas implica un mayor esfuerzo(Pixabay)

El síndrome de fatiga crónica es más que un cansancio, pues realizar actividades cotidianas implica un mayor esfuerzo | Pixabay

CIUDAD DE MÉXICO.- El dormir bien es una de las herramientas al alcance de todos para disminuir la fatiga y el síndrome de fatiga crónica (SFC) para pacientes supervivientes a la infección por Covid-19, comentó Sergio Zúñiga Sánchez, médico docente de la Universidad del Valle de México.

Explicó que en el paciente que tuvo Covid y que ya superó la enfermedad, se puede observar cómo la fatiga puede llegar a progresar a una circunstancia más compleja que se denomina SFC y que no es solamente cansancio, sino que se suman otros síntomas. 

“Son circunstancias constantes y que ya hemos visto en pacientes que se han recuperado de Covid, es decir, que ya han pasado dos meses y que el paciente dice: ‘Me siento muy cansado, tengo mucho sueño’ y además hay días que tiene dolor desde muy leve hasta insoportable de músculos”, refirió.

Zúñiga Sánchez precisó que estos signos son fluctuantes, es decir, aparecen y desaparecen por varios días.

“Este síntoma es una consecuencia esperada de los pacientes que tuvieron Covid, para la que no hay mucho medicamento. El síntoma más marcado en un paciente post Covid es la fatiga, con un 53.1%, le sigue la disnea, con un 43.4%”, señaló.

Este último se refiere a la dificultad para respirar: “El paciente habla y se cansa, se abrocha las agujetas y le toma un tiempo para recuperarse, sube escalones y se cansa”, ejemplificó.

En los casos en que los pacientes post Covid-19 padecen disnea, la desaparición de este síntoma puede tardar meses. 

“Por desgracia su cura puede ser en un mes, dos o tres meses, depende cómo sea su lesión pulmonar. Hoy sabemos que las lesiones pulmonares en buena parte se recuperan”, señaló.

Después de la fatiga y la disnea, dijo el experto, siguen en orden de frecuencia el dolor articular (27%) y el dolor de pecho o torácico (21.7%). Además puede haber tos, rinitis, escurrimiento nasal o conjuntivitis.

El doctor Zúñiga agregó que también se puede presentar dolor de cabeza, flema, disminución de apetito, dolor de garganta al pasar los alimentos o líquidos, o incluso presentar vértigo o mareo, dolores musculares y diarrea.

Un paciente que ya se recuperó de Covid, que ya le dimos el alta médica, pareciera que apenas va a empezar su tratamiento, es decir, va a tener que llevar un proceso de rehabilitación respiratoria, física y apoyo psicológico para sobrellevar todas estas secuelas que están altamente presentes en buena parte de los pacientes post Covid”, puntualizó.

Recomendaciones para el síndrome de fatiga crónica:

  • Regular el ciclo de sueño.
  • Dosificar la energía con respecto al esfuerzo.
  • Evitar el estrés.
  • Dieta sana y equilibrada.
  • Ejercicios de relajación: Respiración profunda, masajes, meditación, yoga.
  • Terapia sicológica para afrontar los síntomas y reconocer los límites.

En esta nota

Comentarios