No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Estilos

¿El trabajo está matando a las personas? Esto dice un especialista

Avatar del

Por Redacción/GH

¿El trabajo está matando a las personas? Esto dice un especialista

¿El trabajo está matando a las personas? Esto dice un especialista

Largas jornadas, despidos, falta de seguridad social y el estrés que se vive en el sistema de trabajo actual está enfermando e incluso matando a las personas, así lo advirtió Jeffrey Pfeffer, autor del libro Muriendo por un salario (Dying for a paycheck).

El escritor, también docente de la Escuela de Posgrado de Negocios de la Universidad de Stanford, afirmó que muchas de las prácticas laborales modernas son tóxicas para los trabajadores, lo que destruye su salud tanto física como emocional, además del rendimiento de la empresa.

En entrevista con la BBC, Pfeffer afirmó que existe evidencia de los efectos sobre la salud. Dijo que las largas jornadas de trabajo, los despidos, la falta de seguro médico y el estrés causan inseguridad económica, conflictos familiares y enfermedades.

El autor o coautor de 15 libros de la teoría organizacional y manejo de recursos humanos mencionó que el trabajo se ha vuelto inhumano, debido a que las empresas, por un lado, se han desatendido de la responsabilidad que tienen con sus empleados.

En su libro Muriendo por un salario, el escritor expone que no es necesario que una persona esté expuesta a una actividad peligrosa, como trabajar en una construcción para poner en riesgo su vida y destruirla.

Pfeffer dio los siguientes ejemplos:

Está el gerente en un puesto de finanzas sénior cuya inmensa carga de trabajo, que antes estaba distribuida en empleados, lo obligó que quedarse por las noches, lo que lo llevó al alcoholismo.

"O el dedicado productor de medios de noticias cuyo compromiso de obtener la historia resultó en un aumento de peso", señaló.

Asimismo, relató el caso de Kenji Hamada, un hombre de 42 años que murió de un ataque al corazón en su escritorio en Tokio.
El hombre trabajaba 75 horas a la semana y tardaba cerca de dos horas en llegar a la oficina.

Justo antes de su muerte, había trabajado 40 días seguidos sin parar y su viuda declaró que Kenji estaba excesivamente estresado.

De acuerdo con la evidencia reunida por Pfeffer, en Estados Unidos, 61 por ciento de los empleados considera que el estrés los ha enfermado y el 7 por ciento asegura haber sido hospitalizado por causas relacionadas con el trabajo.

Pfeffer dice que el estrés está relacionado con la muerte de 120 mil trabajadores estadounidenses al año.

¿Cómo cambiar las condiciones de trabajo?

El autor dice que lo principal es que los empleados deben asumir la responsabilidad de cuidar su salud.

"Si vas a trabajar a un lugar donde no te permiten equilibrar tu vida laboral y tu vida familiar, tienes que irte", afirmó el especialista a la BBC.

Pfeffer considera que las personas deben presionar para que existan leyes que las protejan, pues las condiciones laborales traen costos para la sociedad.

¿Cómo saber si padezco estrés laboral?

El Instituto Mexicano del Seguro Social hace referencia al estrés laboral como la presión en el entorno de trabajo que puede provocar saturación física y mental del empleado, provocando consecuencias que afectan tanto a la salud como al mismo ambiente, pues se genera un desequilibrio entre lo laboral y lo personal.

Estos son los síntomas:

Emocionales: Ansiedad, miedo, irritabilidad, mal humor, frustración, agotamiento, impotencia, inseguridad, desmotivación, intolerancia.

Conductuales: Disminución de la productividad, cometer errores, reportarse enfermo, dificultades en el habla, risa nerviosa, trato brusco en las relaciones sociales y llanto.

Cognitivos: Dificultad de concentración, confusión, olvidos, pensamiento menos efectivo, reducción de la capacidad de solución de problemas, reducción de la capacidad de aprendizaje.

Fisiolo´gicos: Músculos contraídos, dolor de cabeza, problemas de espalda o cuello, malestar estomacal, fatiga, infecciones, palpitaciones, respiración agitada, aumento de la presión sanguínea, agotamiento, mayor riesgo de obesidad y de problemas cardiovasculares, deterioro en la memoria, problemas de sueño.
En esta nota
  • Salud Mental
  • Trabajo
  • Jornadas de trabajo
  • Estrés Laboral

Comentarios