No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Deportes Barcelona FC

En pleno desplome Barcelona

El Barcelona sufre una nueva tragedia al caer frente al Valencia en la final de la Copa del Rey.

Avatar del

Por AP

Lionel Messi marcó el único gol del Barcelona.(AP)

Lionel Messi marcó el único gol del Barcelona. | AP

SEVILLA, España.- Lionel Messi se quedó sin poder levantar otra copa.

El astro argentino del Barcelona debió conformarse con recibir la bandeja del subcampeonato de manos del Rey Felipe VI, luego que el Valencia sometió ayer 2-1 a los azulgranas en la final de la Copa del Rey. Otro gol de Messi no alcanzó para un equipo que cerró la temporada con una nueva nota desafinada.

La derrota estropeó el intento del Barcelona de completar un segundo doblete doméstico consecutivo y una sin precedentes quinta coronación seguida en la Copa del Rey.

Más importante para el técnico Ernesto Valverde y jugadores cuestionados como Philippe Coutinho, quien otra vez hizo poco o nada para ayudar a Messi en el ataque, el revés marca un final decepcionante para una temporada que hace unas cuantas semanas ilusionaba con la posibilidad de un triplete de títulos.

"La sensación que tengo es la de que no hemos podido cumplir las propias expectativas que hemos creado", dijo Valverde, cuyo equipo también se desfondó en las semifinales de la Liga de Campeones.

"Te quedas con mala sensación. Creamos esa expectativa y no ha sido así, y estamos aquí para ganar títulos y no para otra cosa", añadió.

Los delanteros Kevin Gameiro y Rodrigo Moreno anotaron los goles del Valencia, que atrapó su octava Copa del Rey. Ambos tantos fueron tras fallos defensivos del Barcelona, en un primer tiempo de incontestable dominio del conjunto.

Aparte del oficio de Gerard Piqué en la zaga, el Barcelona fue un equipo indolente y carente de ideas durante largos pasajes. No fue hasta que Valverde hizo dos cambios tras el descanso en el que los catalanes salieron de su letargo en el estadio Benito Villamarín de Sevilla.

Messi trató de cargar al Barcelona sobre sus hombros en la segunda mitad y el goleador histórico del club estrelló un remate en los palos antes de descontar a los 73 tras un rebote dejado por el arquero valencianista Jaume Doménech.

En esta nota

Comentarios