No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Ciudad Obregón

Regresa médico a línea de batalla tras superar Covid

El doctor Sánchez Aguilar vio de cerca la muerte, pero sin dudarlo volvió a atender a sus pacientes.

Avatar del

Por Susana Arana

El doctor Sánchez Aguilar sigue atendiendo a sus pacientes del Área Covid.

El doctor Sánchez Aguilar sigue atendiendo a sus pacientes del Área Covid.

Ciudad Obregón.- Aunque casi vio la muerte a causa de un contagio en el Área de Covid-19, donde prestaba sus servicios médicos, Gabriel Sánchez Aguilar no se arrepiente de la profesión que eligió desempeñar.

Desde marzo, él y otros compañeros fueron elegidos para laborar de manera directa con los pacientes infectados, recordó, y fue en mayo cuando se contagió.

“Fui el primer médico que le tocó recibir un paciente con Covid, cuando abrimos por primera vez el área de Covid, una señora, fui el primero que entubé a un paciente grave”, comentó.

Durante su estadía, le tocó recibir a los primeros médicos y trabajadores de la salud infectados, expuso, e incluso ver morir a algunos.

“Yo me enfermo en mayo, finales, principios de junio, por el hecho de que estamos en Covid, usamos un traje que no puedes entrar y salir, porque contaminas las áreas, no puedes hacer pipí, tomar agua, la mayoría estamos sin líquidos, y salimos con dolor de espalda, creí que era una infección de vías urinarias y resulta que no”, detalló.

Su caso, es uno de los que presentó síntomas no específicos, explicó, por ello no llegó la sospecha de Covid tan rápido, sino hasta que perdió el gusto y el olfato.

Señaló que al no mejorar su salud y al ver morir a sus compañeros en el hospital, fue cuando tomó la decisión de ir a su casa a curarse o dejar de existir.

“Para cuando yo estaba ya mal, fallece uno, al siguiente día otro, para cuando yo estaba hospitalizado otro, es cuando decido ir a mi casa, solo, con una persona que iba y me atendía, yo creía que era yo el que seguía, de un jueves para viernes sentía que no amanecería o empeoraba, no podía hablar, caminar, no tenía oxigenación”, describió.

Atiende pacientes

Después de creer que sería su último día, abrir los ojos y sentirse mejor fue considerado como un regalo, platicó, que hoy regresa a la comunidad a través de sus servicios, e inclusive a domicilio.

Nunca me arrepentí, pero sí me dio coraje con la sociedad, porque cuando nosotros estábamos encerrados, sin ver a mis hijos, a la sociedad le valía gorro, comenzaron a salir el Día del Niño, 10 de Mayo, nosotros ya veíamos esa situación, de que del 30 de abril sacábamos cuenta, y sí, a los 8 días ya teníamos super lleno”, añadió.

Ahora Gabriel sigue aumentando sus años de experiencia con entusiasmo, sobre todo en este tiempo de pandemia, subrayó, al ver casos donde sabe que se requieren los conocimientos, que aprendió y vivió en carne propia.

En esta nota

Comentarios