No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Ciudad Obregón

"Montaña rusa" de emociones en primera línea de atención ante Covid-19 vive el médico Sergio Muñoz

El especialista adscrito al área Covid manifestó que en diferentes momentos, pasa por episodios de: tristeza, impotencia, desesperación, compasión, enojo, pero también alegría y felicidad.

Avatar del

Por Mayra Echeverría

"Montaña rusa" de emociones en primera línea de atención ante Covid-19 vive el médico Sergio Muñoz(Cortesía)

"Montaña rusa" de emociones en primera línea de atención ante Covid-19 vive el médico Sergio Muñoz | Cortesía

CIUDAD OBREGÓN.- El laborar día a día en la línea de combate contra Covid-19 es una "montaña rusa" de sentimientos, asegura el médico familiar, Sergio Muñoz Andrade. 

El especialista de la salud, adscrito al área Covid manifestó que durante todo su día, en diferentes momentos, pasa por episodios que incluyen: tristeza, impotencia, desesperación, compasión, enojo, pero también alegría y felicidad.

"Es triste ver pacientes que se deterioran o se complican con esta enfermedad a pesar de llevar tratamiento, da impotencia ver que los tratamientos a veces no proporcionan ninguna solución al problema, pero también hay momentos de alegría al ver que algunos si logran recuperarse", detalló. 

Como doctor trata de dar la mejor atención, dijo, transmitir paz que ayude a quitar el miedo a sus pacientes por padecer esta enfermedad.

Muñoz Andrade indicó:

Mi vocación tiene la finalidad de hacer lo humanamente posible por preservar la salud y la vida en sí, pero mi lado humano presenta temor y ansiedad por saber como médico las complicaciones por las que puedes pasar si te contagias y también ver decesos de amigos y colegas".

Su familia lo apoya y le dan aliento a cuidarse, señaló, ven cada día que pasa como una victoria ganada, a la vez que ellos también siguen los protocolos de seguridad para evitar contagios. 

Desde que empezó la pandemia, afirmó, los días ya no son normales, sino "paranormales". Ahora vive un día a la vez como si fuera el último, disfrutándolo al máximo, valorando cada momento y situación que tiempo atrás, probablemente, no le hubiera prestado atención.

En esta nota

Comentarios