No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Ciudad Obregón

Entre la pestilencia y el calor, reparan drenaje de la ciudad

Cuadrillas del Organismo Operador Municipal de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento de Cajeme trabajan en la reparación de fugas de drenaje.

Avatar del

Por Susana Arana

Cuadrillas del Organismo Operador Municipal de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento de Cajeme trabajan en la reparación de fugas de drenaje.(Susana Arana)

Cuadrillas del Organismo Operador Municipal de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento de Cajeme trabajan en la reparación de fugas de drenaje. | Susana Arana

CIUDAD OBREGÓN, Sonora.- Jornadas de 8 horas completas tienen que permanecer bajo el Sol y la pestilencia, para reparar al menos entre 10 y 15 drenajes con fallas o colapsos al día.

En estas circunstancias ha laborado Rafael Flores Encinas durante 19 años, al servicio del Organismo Operador Municipal de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento de Cajeme (Oomapasc).

"Voy a cumplir ya 19 años desempeñando la labor, entré de auxiliar de operador de equipo de alcantarillado, ahorita ya soy supervisor de redes de alcantarillado", comentó.

Junto con él, 17 compañeros salen a las calles del municipio en dos turnos, platicó, a recibir en ocasiones las gracias o a atender a residentes molestos y más que enojados.

Es normal, la gente se nos echa encima por la urgencia que tiene, pero se comprende y se trata de mediar con ellos, se trata de comprender al usuario que está desesperado por la atención, lo único que esperamos es poder atenderlo bien, al 100%, que quede satisfecho, porque hay veces que no se puede.

"No esperamos las gracias, ya con que no tengan el problema es bastante, la atención la damos igual, agradezcan o no", explicó.

Los colapsos que atienden se dan en su mayoría por la falta de conciencia de los usuarios de la red, expuso, pero también por el tiempo tan añejo de la tubería.

"Son 4 unidades, 14 personas en la atención en dos turnos. Ahorita la mayoría del problema es por la falta de cultura de la gente, arrojan muchos sólidos, y la falta de mantenimiento también, por las lluvias abren las alcantarillas y eso nos complica los trabajos", mencionó.

AUMENTA TRABAJO

Aunque es "pesado" permanecer en las calles con el calor o arriba del equipo, deben seguir, manifestó, realizando su trabajo para llevar ingresos a casa, y además para mejorar la calidad de vida de los niños y grandes, y de las familias.

"El riesgo está latente, porque cualquier infección podemos agarrar ahí, ya sea de los gases que es lo más común en los pozos de visita, igual las aguas negras, están infectadas", concluyó.

En esta nota
  • Oomapasc

Comentarios