GA4 - Google Analitycs
Tendencias
Cintilla de tendencias

Litio

Precio del Huevo

Ley 4 de Unison

Garitas


A orillas de la Bahía del Tóbari se esconde este pueblo pesquero con olor a mariscos frescos.

El Paredón Colorado, del mar a su mesa

Avatar del

Por Susana Rodriguez

El Paredón Colorado, del mar a su mesa

El Paredón Colorado, del mar a su mesa

Si usted quiere pasar un domingo tranquilo y comer mariscos frescos en familia con vista al mar, el Paredón Colorado es uno de los lugares ideales en el Sur de Sonora.

Si quiere pasear también lo puede hacer y admirar el paisaje de las aguas del Mar de Cortés.

Esta comunidad pesquera es una ranchería, ubicada en costas sonorenses, a 50 minutos de Ciudad Obregón y pertenece al Municipio de Benito Juárez.

El lugar se caracteriza por ser un pueblo con una vida tranquila.

Cuenta con un total de 2 mil 665 habitantes, la mayoría se dedica a la pesca y en el pueblo hay al menos seis restaurantes que ofrecen una gran variedad de mariscos frescos y cocinados, que son abarrotados los fines de semana por la gente de ciudades vecinas.

Ana Escalante, una de las habitantes de Paredón Colorado, manifestó que los sábados y domingos registran el mayor número de visitantes, así como en fechas festivas y días inhábiles.

"Las fechas como Día de las Madres, Día del Padre, Día de la Familia, así como en septiembre, la temporada alta de camarón, son las más visitadas.

"Recibimos turistas procedentes de Ciudad Obregón, del Valle del Yaqui, de Navojoa y Bacobampo, principalmente".

Explicó que la mayoría de los visitantes escogen el Paredón Colorado para ir a degustar ricos mariscos, frescos y cocinados, ya que los precios son mucho más baratos que en los restaurantes citadinos, además que los establecimientos cuentan con vista a las aguas de la costa.

Un buen respiro

En los diferentes establecimientos los comensales disfrutan de un espectacular panorama, en el que se aprecian las pequeñas embarcaciones con las que las familias de la localidad se ganan la vida con la pesca de camarón, jaiba y caracol.

Miguel Ángel Lizárraga, uno de los pescadores, manifstó que los meses de junio, julio y agosto se recolecta la jaiba y el caracol, mientras que en septiembre, octubre, noviembre y diciembre es el tiempo del camarón.

Desde las 06:00 horas inicia la jornada de los pescadores, más de treinta pangas salen a recolectar el marisco de la temporada, en promedio cada panguero logra juntar más de 100 kilos, ya sea de jaiba, caracol, o bien, camarón cuando no hay veda.

Se levanta muelle

Actualmente se encuentra la construcción avanzada de un muelle que medirá 300 metros, obra que culminará aproximadamente en tres meses, que vendrá a organizar las pequeñas embarcaciones y los turistas tendrán un corredor para disfrutar del hermoso paisaje que ofrece el lugar.

La flora característica del lugar son los mangles,

arbustos que tienen de tres a cuatro metros de altura, sus ramas largas extendidas echan raíces y se entrelazan formando impenetrantes barreras en las que viven los moluscos.

Es la planta más representativa de la vegetación en hábitat salino y es considerada reserva natural y quien la maltrate o decida cortarla se puede llevar una multa de hasta 200 mil pesos.

La casa de las aves

El Paredón Colorado es la casa perfecta para hermosas aves como pelícanos, garzas y gaviotas, que durante el día vuelan y acompañan a los pescadores mientras realizan sus jornadas de trabajo.

Si quiere pasear también lo puede hacer y admirar el paisaje de las aguas del Mar de Cortés.

Esta comunidad pesquera es una ranchería, ubicada en costas sonorenses, a 50 minutos de Ciudad Obregón y pertenece al Municipio de Benito Juárez.

El lugar se caracteriza por ser un pueblo con una vida tranquila.

Cuenta con un total de 2 mil 665 habitantes, la mayoría se dedica a la pesca y en el pueblo hay al menos seis restaurantes que ofrecen una gran variedad de mariscos frescos y cocinados, que son abarrotados los fines de semana por la gente de ciudades vecinas.

Ana Escalante, una de las habitantes de Paredón Colorado, manifestó que los sábados y domingos registran el mayor número de visitantes, así como en fechas festivas y días inhábiles.

"Las fechas como Día de las Madres, Día del Padre, Día de la Familia, así como en septiembre, la temporada alta de camarón, son las más visitadas.

"Recibimos turistas procedentes de Ciudad Obregón, del Valle del Yaqui, de Navojoa y Bacobampo, principalmente".

Explicó que la mayoría de los visitantes escogen el Paredón Colorado para ir a degustar ricos mariscos, frescos y cocinados, ya que los precios son mucho más baratos que en los restaurantes citadinos, además que los establecimientos cuentan con vista a las aguas de la costa.

Un buen respiro

En los diferentes establecimientos los comensales disfrutan de un espectacular panorama, en el que se aprecian las pequeñas embarcaciones con las que las familias de la localidad se ganan la vida con la pesca de camarón, jaiba y caracol.

Miguel Ángel Lizárraga, uno de los pescadores, manifestó que los meses de junio, julio y agosto se recolecta la jaiba y el caracol, mientras que en septiembre, octubre, noviembre y diciembre es el tiempo del camarón.

Desde las 06:00 horas inicia la jornada de los pescadores, más de treinta pangas salen a recolectar el marisco de la temporada, en promedio cada panguero logra juntar más de 100 kilos, ya sea de jaiba, caracol, o biencamarón cuando no hay veda.

Se levanta muelle

Actualmente se encuentra la construcción avanzada de un muelle que medirá 300 metros, obra que culminará aproximadamente en tres meses, que vendrá a organizar las pequeñas embarcaciones y los turistas tendrán un corredor para disfrutar del hermoso paisaje que ofrece el lugar.

La flora característica del lugar son los mangles,arbustos que tienen de tres a cuatro metros de altura, sus ramas largas extendidas echan raíces y se entrelazan formando impenetrantes barreras en las que viven los moluscos.

Es la planta más representativa de la vegetación en hábitat salino y es considerada reserva natural y quien la maltrate o decida cortarla se puede llevar una multa de hasta 200 mil pesos.

La casa de las aves

El Paredón Colorado es la casa perfecta para hermosas aves como pelícanos, garzas y gaviotas, que durante el día vuelan y acompañan a los pescadores mientras realizan sus jornadas de trabajo.
En esta nota
  • Bahía del Tóbari

Comentarios