No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Ciudad Obregón

Científico cajemense apoya al campo en África

El fitopatólogo trabaja en varios países y obtiene un premio internacional por su labor

Avatar del

Por Susana Arana

Alejandro Ortega obtuvo un premio internacional por sus labores a favor del campo y es orgullosamente sonorense. Susana A. Arana(Especial)

Alejandro Ortega obtuvo un premio internacional por sus labores a favor del campo y es orgullosamente sonorense. Susana A. Arana | Especial

CIUDAD OBREGÓN.- El científico cajemense Alejandro Ortega Beltrán fue galardonado el pasado miércoles con el premio William Boright Hewitt y Maybelle Ellen Ball Hewitt 2020.


El reconocimiento se entregó de manera virtual desde Denver, Colorado, a causa de la pandemia, por parte de la Sociedad Estadounidense de Fitopatología (APS), ya que dentro de siete años el científico realizó una contribución destacada e innovadora al control de una enfermedad vegetal.


Alejandro, se unió al International Institute of Tropical Agriculture (IITA) en enero del 2016 en la sede de Nigeria, donde trabaja en estrecha colaboración con Ranajit Bandyopadhyay.


En IITA, Alejandro ha ayudado a dinamizar los proyectos de biocontrol en curso, haciendo contribuciones significativas para escalar y expandir el biocontrol en África. 


Además, coordina el laboratorio principal de Aflasafe y asesora a los laboratorios de en Kenia, Malawi, Mozambique, Tanzania y Zambia, y también el programa de manejo de aflatoxinas de Paquistán.


“Alejandro ha contribuido enormemente al desarrollo y adopción de una tecnología de control biológico atoxigénico para reducir la contaminación por aflatoxinas en América del Norte y África. 


“Trabajando a menudo en entornos difíciles, ha contribuido al desarrollo, prueba y registro de productos de control biológico de aflatoxinas, así como a demostrar el valor del producto y transferir tecnologías de control biológico a socios comerciales”, se destacó en la carta de los nominadores al premio.


Décimo ganador

Desde su creación en 2020, el cajemense es el décimo ganador del premio, gracias a su ardua labor. 
Aunque nació en Cajeme, partió a laborar a África, tras no encontrar oportunidades laborales.


Además es hijo de un gran investigador de maíz de este Instituto, Alejandro Ortega y Corona, quién murió el 9 de septiembre del 2014. 


En el denominado Año Internacional de la Sanidad Vegetal 2020, el fitopatólogo de Ciudad Obregón obtuvo este galardón, pero con anterioridad ya había logrado el “Premio al Científico Joven Sobresaliente” de la Junta Directiva del IITA en 2019.


Otros datos...
Alejandro supervisa la aplicación de Aflasafe en un campo de maíz en Loulouni, Mali, por la agricultora Binta Diarra. 


Su papel en el trabajo de Aflasafe del IITA es amplio e incluye la revisión de las estrategias de fabricación y comercialización de los inversionistas, el co-diseño de laboratorios e instalaciones de fabricación, asegurando su correcta construcción y operación.

En esta nota

Comentarios