Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Sonora / Sequía en Sonora

Presas del Mayo tienen los niveles más bajos por la sequía

Aunque la situación es difícil en todas las presas de Sonora, las de “El Mocúzari” y la Bicentenario son las que menos almacenamiento registran

Presas del Mayo tienen los niveles más bajos por la sequía

NAVOJOA, Sonora.- Una situación desesperante es la sequía que se vive en Sonora y aunque la falta de lluvia tiene a las presas de la entidad con bajos porcentajes de almacenamiento, son las de la región del Mayo (“El Mocúzari” y Bicentenario) las más afectadas, señaló Ernesto García Rivas.

Es desesperante vernos en una situación tan difícil, la situación de las presas en todo el estado está muy crítica”, subrayó el jefe del Distrito de Riego 038 del Río Mayo.

En el caso de la presa Adolfo Ruiz Cortines “El Mocúzari” se encuentra con un almacenamiento de 10.4 millones de metros cúbicos, lo que representa menos del 1% de su capacidad total, apuntó, mientras la presa Bicentenario o “Pilares” registra 11.2 millones de metros cúbicos.

“En ‘El Mocúzari’ tenemos menos del 1%, o sea la situación es demasiado crítica, nuestra presa está vacía; comparado con el año pasado traemos un déficit de 333.9 millones de metros cúbicos”, agregó, “y en la Bicentenario “Pilares” andamos en el 2.9% de almacenamiento también estamos muy bajos; es una diferencia de 14 millones de metros cúbicos en comparación con el año pasado”.

Las esperanzas están puestas en que sea una generosa temporada de lluvias que permita la recuperación de las presas, mencionó, aunque no precisó los pronósticos para los próximos meses.

La cuenca es noble, esperemos que este año nos llegue algo de agua”, comentó, “todavía tenemos de aquí a septiembre para ver con qué podemos trabajar con los cultivos que se puedan establecer de acuerdo al almacenaje que podamos lograr”.


ESTRAGOS

Aunque todos los sectores primarios y ciudadanía sufren la sequía, las comunidades vecinas de las presas “El Mocúzari” y “Pilares” fueron los primeros que sintieron los estragos, como es el caso de los guarijíos, quienes reportan la mortandad de ganado, señaló Zayla Enríquez.

El vocero del grupo originario señaló que con un apoyo de 350 mil pesos que les otorgó el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), distribuido en siete comunidades guarijías, en Álamos, compraron ganado para proyectos productivos pero algunos animales murieron por efectos de la sequía.

Se han ido muriendo porque no hay agua ni cómo alimentarlos por la falta de lluvias, y los que no se han muerto los han tenido que vender, pero sí les costó 20 mil pesos el animal no les están dando ni diez mil pesos”, apuntó.

Otros de los afectados son los pobladores de la comunidad de El Mocúzari, Álamos, un lugar que se encuentra en los márgenes de la presa Adolfo Ruiz Cortines, mejor conocida como “El Mocúzari”, quienes viven de la pesca en el embalse pero al encontrarse seca no pueden realizar esta actividad, señaló Norma Leyva.

“Mi hijo es pescador y casi todos aquí a eso se dedican, nosotras fileteamos la tilapia pero ahorita ya está muy difícil porque no hay agua en la presa”, mencionó.

En el caso del municipio de Navojoa los efectos de la sequía también han generado pérdidas en el sector ganadero, pues hasta el momento se registran poco más de 300 cabezas muertas, reveló Ricardo Flores Argüelles, secretario de la Asociación Ganadera Local de Navojoa “Rafael Russo Voguel”.

AGRICULTURA

Para establecer un plan de siembra similar al 2023-2024 es necesario que de hoy a septiembre la presa “El Mocúzari” capte unos 500 millones de metros cúbicos, lo que representa un importante reto y que está en “manos” de la naturaleza, indicó Luis Gerardo Villalobos Hernández.

Con 600 millones de metros cúbicos podríamos sembrar unas 50 mil hectáreas, pero los pronósticos no son alentadores; con que lluevan de 400 a 500 millones de metros cúbicos, aunado a los pozos ya podemos trazar un buen plan de riego”, detalló el presidente de la Sociedad de Usuarios del Distrito de Riego 038 del Río Mayo.

De no llegar a esa cantidad, señaló que la siembra corre riesgo lo que impactaría de manera negativa la economía de la región del Mayo (Etchojoa, Huatabampo, Navojoa, Benito Juárez y Álamos.

Lo que podría ayudar es la inyección de nubes que contempla el Gobierno del Estado, siempre y cuando se invierta lo necesario sobre todo para la región del Mayo, subrayó.

Temas relacionados