Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Sonora / Autos chocolate

Entran a Sonora más de 22 mil autos “chuecos” entre 2021 y 2023

Una de las exigencias que hacen las organizaciones “Pafas” a sus afiliados es la contratación de un seguro contra daños a terceros para cumplir con el artículo 153 de la Ley de Tránsito, con un valor de entre 700 y mil 500 pesos, que se suma a los 350 pesos del costo de afiliación.

Más de 22 mil vehículos de procedencia extranjera han ingresado a Sonora después del 19 de octubre de 2021, fecha tope que especifica el decreto del presidente Andrés Manuel López Obrador en el proceso de regularización, aseguraron organizaciones “Pafas”. El dirigente de Sippafa A.C, Fidel Lugo Ayala, señaló que el flujo de afiliación de carros de procedencia extranjera después del 19 de octubre de 2021 a la fecha se redujo en un 50%, lo que representa entre 10 y doce por semana, sólo en su organización.

Siguen entrando vehículos de procedencia extranjera, pero ya esos vehículos no entran al decreto porque el decreto dice claro que los vehículos que entraron al 19 de octubre de 2021 para atrás son los que se van a regularizar, los que entraron posteriormente se tendrá que hacer otra gestión para regularizarlos”, puntulizó. 

Gamaliel Cañedo Maciel, presidente de Odepafa, aseguró que el 40% del padrón de vehículos “chocolates”, lo que representa casi 150 mil autos, quedaron fuera del decreto porque su serie empieza con letra, y hay entre 50 y 80 mil vehículos más que sí se pueden regularizar, pero no lo han hecho.

BAJA EL INGRESO

El ingreso de carros chuecos a Sonora bajó en un 50% tras la publicación del decreto del presidente López Obrador, pero no ha habido un freno para detener esta actividad ilícita, indicó Lugo Ayala. Cada semana, tan sólo una organización de las 20 que hay en el Estado, afilia un promedio de entre 10 y 12 carros “chuecos” porque la sociedad continúa con la compra de estas unidades con la creencia de que podrán ser regularizadas.

Las organizaciones en la actualidad realizan gestiones para modificar el decreto con la finalidad de que los automóviles que empiecen con letra puedan ser regularizados luego del 30 de junio, una vez que venza la ampliación para los que su serie inicia con número.

Una de las exigencias que hacen las organizaciones “Pafas” a sus afiliados es la contratación de un seguro contra daños a terceros para cumplir con el artículo 153 de la Ley de Tránsito, con un valor de entre 700 y mil 500 pesos, que se suma a los 350 pesos del costo de afiliación.

El Imparcial: imagen de artículo

En esta nota