Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Hermosillo / Historias de vida

Enrique deja la mecánica y triunfa como artesano

Su oficio era de mecánico, pero cansado de que la gente no pagara por su trabajo aprendió a hacer carritos a escala

HERMOSILLO, Sonora.- A sus 56 años el señor Enrique Montaño aprovechó la tecnología y sus conocimientos de mecánica general para realizar con madera y otros materiales reciclados carritos a escala.

A través de videos en Internet, aprendió poco a poco cómo trabajar la madera, el latón, fierro y aluminio para construir las partes de estos vehículos.

En su hogar adaptó un espacio para realizar sus trabajos.

Dompes, bomberas, camiones de pasajeros o recolectores, pipas, réplicas de carros, barcos, retro excavadoras, camiones mineros y un sin fin de carros son los que ha realizado el señor Enrique a petición de sus clientes.

Hago camioncitos hasta autobuses con grúas de plataformas, también pinto a escala y fondeo como si fuera un carrocero, lo que hago es muy parecido a lo normal, hago una réplica de un camión, de una máquina grande, hago motoconformadoras, aplanadoras, lo más tradicional hasta lo más detallado”, platicó.

También fabrica carretas de madera.

TODO UN TALLER

Los carritos los fabrica en su taller al Norte de la ciudad, en su casa ha adaptado en un espacio la maquinaria para trabajar la madera y otros materiales para construir estos carritos principalmente de madera reciclada.

Por muchos años trabajó como mecánico general, pero debido a varios problemas que tuvo de trabajos que realizaba y no obtenía los pagos, decidió dejar ese oficio y aprender a hacer carritos de madera.

Yo soy mecánico general, no más que la gente no paga muchas cosas, yo terminé todo eso porque me quedé muy enfadado, hacía reparaciones completas y me retiré y puse el taller de madera, hay muchas cosas de mecánica y eso me ayuda a mí”, mencionó.

Su gusto inició a través de videos que veía en YouTube, como ya tenía un poco de maquinaria, comenzó a comprar material y más aparatos para practicar lo que veía en Internet.

Enrique tiene seis años que dejó la mecánica y comenzó con su negocio de carritos a escala, que vende principalmente a personas que quieren una réplica de su vehículo.

“Ya voy como para siete años en esta rama, ya hago cualquier cosa, aún así es difícil un señor me mandó hacer un camioncito de madera como los que dan para San Pedro así y tiene asientos y tiene la puerta enfrente, nomás tiene una puerta y no está pintado, está muy bonito el camioncito”, comentó.

Aprendió a hacer estos trabajos viendo videos en YouTube.

NO SON PARA JUGAR…

Y aunque estos carritos se fabrican como juguetes, en realidad quienes los buscan no lo hacen para jugar.

Platicó que quienes le compran los carritos son personas que trabajan en algún tipo de vehículo y quieren una réplica a escala, como bomberos, traileros, entre otros.

De lunes a jueves se dedica de lleno al taller para cortar, pulir y ensamblar cada pieza de los carritos, y los viernes sale en su bicicleta por la zona Norponiente de la ciudad para vender los carritos.

Los pedidos los hago del lunes a jueves y el viernes en la mañana salgo a vender a los comercios taquerías, marisquerías, tianguis, agarro los camioncitos y los vendo, luego saco otros y me llevo 13 o 14 y los vendo, hay gente que ya me conoce y me pide más”, añadió.

Los camioncitos más chicos van desde los cien pesos hasta los más caros por arriba de 700 depende de los detalles. Enrique hace lo que le piden, ya sea de dos o cuatro ruedas, hasta carretas con caballos y camiones con luces LED, aunque lo más difícil de fabricar dice que son las llantas.

Aunque los fabrica para que puedan usarse como juguetes, la mayoría
de sus clientes se los pide para tenerlos como adorno.

¿LE INTERESA?

  • Si desea algún carrito o vehículo a escala puede contactar al señor Enrique al teléfono 66-21-88-13-79
El Imparcial: imagen de artículo

En esta nota