Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Hermosillo / Fuerza Aérea Mexicana

Juan Ramón cumple sueño de ser piloto de la Fuerza Aérea Mexicana

Se prepara con cuatro años de exámenes teóricos y prácticos

Juan Ramón cumple sueño de ser piloto de la Fuerza Aérea Mexicana

Juan Ramón Martínez Cuevas está a punto de alcanzar su sueño de surcar los aires como piloto de la Fuerza Aérea Mexicana, al ser subteniente piloto aviador en el Escuadrón Aéreo 204.

El 10 de febrero se celebró en el País el Día de la Fuerza Aérea Mexicana, por ello Martínez Cuevas cuenta lo que significa para él lo que significa ser piloto aviador.

Para él estar en los aires es una sensación de libertad, comenta, pero también es responsabilidad y compromiso porque de ellos dependen vidas humanas.

Las fases más críticas para un piloto aviador, precisa, son el despegue de la aeronave y aún más el aterrizaje porque se requiere de mucha concentración para realizar con éxito esta maniobra.

Preparación

Juan Ramón, originario de Reforma, Chiapas, recién egresó en septiembre del 2023 del Colegio de Aviación en Zapopan, Jalisco, donde tuvo su primera experiencia de vuelo, y ahora como piloto graduado, espera volar sobre tierras sonorenses.

Como parte de su preparación debe pasar los exámenes físicos, médicos, culturales y psicológicos.

Y por último tenemos un examen aeromédico que es el que se le hace especialmente a personas que quieren ingresar a la escuela nacional de aviación, pero lo más difícil como tal es mantenerse en la escuela “, añade.

El haber obtenido un lugar en la Escuela Militar de Aviación, es el inicio de una aventura que dura cuatro años, exige preparación diaria con exámenes prácticos y teóricos.

La vida castrense es el primer tope con el que te encuentras al ingresar al sistema educativo militar porque está claro que vienes de una vida civil, de ciertas comodidades de casa y dejar la casa, dejar a tu familia, dejar la zona de confort no es algo fácil”, señala.

Los exámenes

El examen aeromédico consiste en test psicológicos que analiza qué tan capaz es la persona en resolver de manera mental situaciones bajo presión.

Como bien sabemos los seres humanos no nacimos para volar, entonces evalúan tu salud, tu físico, que no vaya a suceder algo que perjudique tu salud al momento de volar y que eso conlleve a poner en riesgo la seguridad operacional”, explica.

En los aires hay un intenso tráfico aéreo, en especial en Hermosillo donde ha observado paso de aeronaves Cesna o vuelos internacionales, además de que deben de estar preparados para hacer frentes a situaciones naturales como las parvadas de las aves y tormentas.

Por eso se hace una reunión prevuelo para ver las condiciones aéreas en las que se va a trabajar y para decidir, si se puede volar o no con respecto a las condiciones meteorológicas que prevalece”.

El calor es otro factor natural importante porque influye en el viento, por este motivo los despegues se tratan deprogramar más en las mañanas porque es cuando hay más calma.

Juan Ramón espera realizar su primer vuelo en este año a bordo del avión Texano de la Estación Aéreo 204 ubicado en Hermosillo, sobre el bulevar García Morales, ya no más como alumno, sino como un piloto que salió de Reforma, Chiapas y se formó en la Fuerza Aérea Mexicana.

Características del avión que volará como piloto de la Fuerza Aérea Mexicana

  • Avión Texano.
  • Cabina presurizable.
  • Sistema de eyección.
  • Maniobras acrobáticas y de formación.
  • Fabricación Estadounidense.
  • Velocidad crucero de 450 kilómetros/hora.
  • La altura que puede alcanzar es de 31 mil pies.
Juan Ramón Martínez Cuevas es subteniente piloto aviador de la Fuerza Aérea Mexicana, cuyo día se celebra cada 10 de febrero.

En esta nota