Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Hermosillo / Incendio en Hermosillo

Hermosillo: Alfredo logra escapar del fuego, ahora necesita ayuda para reconstruir su casa

Lo despertó un olor a humo… y apenas alcanzó a huir de las llamas.

HERMOSILLO, Sonora.- Un hombre se salvó de morir en un incendio al interior de su domicilio en la colonia Cortijo Unison; lo despertó el humo y pudo salir de su casa.

Alfredo Carrillo de la Mora, de 55 años de edad, contó que el siniestro ocurrió ayer cerca de las 07:30 horas en una casa que se encuentra en la calle San Nicolás, entre Olivares y Simón Bley.

Relató que se encontraba durmiendo en su recámara cuando le llegó un fuerte olor a humo, se asomó a la sala y vio que los sillones estaban en llamas. Para ponerse a salvo, salió al patio trasero, desde donde pidió ayuda a sus vecinos.

Alfredo sospecha que el incendio comenzó con una veladora que tenía encendida para la Virgen y que estaba cerca de muebles tapizados.

Empezó ahí todo porque cuando me desperté vi ahí el humo; cuando abrí la puerta (trasera) entró el aire y empezó a arder más”, contó.

Alfredo es muy querido por sus vecinos, pues es una persona que está al servicio de los habitantes del sector
para cualquier limpieza.

Una vecina, de nombre Edelmira, indicó que escuchó los gritos del afectado y pensaba que estaba encerrado en las llamas, por lo que lo primero que hizo fue avisar a la estación de bomberos que está a menos de 40 metros de donde ocurrieron los hechos.

No le entendía que me decía… yo le gritaba porque veía la lumbre y estaba cerrada la puerta, y ya fuimos con bomberos y lo bueno que vinieron luego, están aquí cerquita, y ya al rato vimos que andaba por la parte de atrás”, relató.

Si usted desea apoyarlo para restaurar su casa de material que quedó con cuartos afectados en su totalidad y otras ahumadas, lo puede hacer con pintura, cables eléctricos, ropa o cualquier otro donativo.

Para más información se puede comunicar al celular 66-24-59-96-23, con su vecina Brenda.

Las llamas consumieron varios muebles y ropa. FOTO: JULIÁN ORTEGA

En esta nota