No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Salud

Este es el órgano que puede comerse a sí mismo

Hay una enfermedad grave en la que el órgano se vuelve caníbal y se consume a sí mismo. 

Avatar del

Por El Imparcial

El páncreas las fabrica y las vierte en el duodeno, pero inactivas; de no ser así, si estuvieran activas en su interior, el páncreas se digeriría a sí mismo.

El páncreas las fabrica y las vierte en el duodeno, pero inactivas; de no ser así, si estuvieran activas en su interior, el páncreas se digeriría a sí mismo.

Hay una enfermedad en la que el propio órgano se vuelve caníbal y se consume. De qué se trata y qué la causa.

Del páncreas se habla muy poco y por lo regular suele ser en un contexto del cáncer: tan solo el 5% de los enfermos de cáncer de páncreas sobreviven, esto solo cinco años después del diagnóstico.

El órgano es la fábrica de la insulina y el glucagón (juega un papel esencial en el desarrollo de la diabetes), pero tiene otra función importante, la producción de enzimas, que sirven para hacer la digestión de azúcares, grasas y proteínas.

El páncreas las fabrica y las vierte en el duodeno, pero inactivas; de no ser así, si estuvieran activas en su interior, el páncreas se digeriría a sí mismo.

Cuando llegan al duodeno, se encuentran con otras enzimas para que digieran los alimentos.

Lo malo sucede cuando ese sistema de seguridad falla y las enzimas se activan dentro del páncreas, volviéndose una especie de órgano caníbal.

Datos de Informe21 señalan que los casos de pancreatitis leves que se superan en pocos días, pero hay otros con consecuencias  graves que acompañan al paciente durante años. 

Comentarios