Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexicali / Economía en BC

Cae acceso a tener casa propia en BC

El porcentaje de familias que rentan vivienda en la entidad pasó del 28.5% al 41% en la última década, de acuerdo al Centro de Estudios Económicos de Baja California.

En Baja California cuatro de cada 10 familias rentan la casa en la que habitan, esto principalmente a los incrementos del precio que se han vivido en los últimos años.

El presidente del Centro de Estudios Económicos de Baja California, Luis Roberto Valero Berrospe, informó que en la última década cayó el acceso a vivienda propia en la entidad, al pasar de 28.5 a 41 por ciento el porcentaje de familias rentando casa.

Explicó que estas cifras indican que mientras que en 2010 poco menos de 30 familias bajacalifornianas de cada 100 rentaban casa, para el 2020 la cifra aumentó a 41 de cada 100.

También la demanda de casas-habitación ha caído abruptamente, añadió, pues entre el 2012 y 2021 disminuyó 33.7%, mientras que los créditos del Infonavit siguieron la misma tendencia y en 2021 se registró la tercera menor cifra en siete años.

Por otra parte explicó que 46% de los créditos solicitados han sido para el mejoramiento de vivienda, rubro que creció 98.5% entre 2014 y 2021, mientras que la adquisición de vivienda se contrajo en 33.7%.

El especialista indicó que mejoramiento de la vivienda es un indicativo de que los bajacalifornianos están realizando ampliaciones en sus casas para dar espacio a hijos recién casados, mismos que están imposibilitados para comprar o pagar alquileres muy elevados.

Otro aspecto de la inflación de la vivienda, agregó, es que en 2021 alcanzó su mayor nivel en siete años, aunque en este lapso el avance ha sido por encima de la inflación general, lo cual complica cada vez más el acceso a una vivienda propia.

El precio medio de la vivienda se disparó 112% en los últimos seis años, informó, mientras que la pobreza salarial “alcanzó su mayor nivel de la historia en Baja California.”

CASAS LEJANAS

El presidente del Centro de Estudios Económicos de Baja California apuntó que es cierto que en las principales ciudades bajacalifornianas se oferta vivienda barata, pero a la larga “resulta más caro el remedio que la enfermedad” por diversos factores, entre otros porque las casas están muy lejos de los centros de trabajo y el gasto de traslado en horas es muy alto.

Declaró que de acuerdo al Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), el costo del congestionamiento urbano le cuesta a Tijuana más de 2 mil 700 millones de pesos al año, la quinta cifra más alta del país.

El gasto en transporte, por otra parte, “se ha disparado y hay un pésimo servicio que se refleja en un gasto de 1,000 horas año en traslados y más vehículos particulares circulando”.

En esta nota