Mundo

Wall Street Journal cumple 130 años

Hoy es el diario de pago de mayor circulación en Estados Unidos.

Avatar del

Por EFE

The Wall Street Journal(Internet)

The Wall Street Journal | Internet

Nueva York.-  El prestigioso periódico The Wall Street Journal cumple mañana lunes 130 años comprometido con el periodismo de alta calidad, dispuesto a combatir el "déficit de confianza" en los medios y con la meta de ser el diario "digital líder en el mundo", según dijo a Efe su director, Matt Murray.


Fundado por tres periodistas financieros, Charles Dow, Edward Jones y Charles Bergstresser, el Journal publicó su primera edición la tarde del 8 de julio de 1889. Hoy es el diario de pago de mayor circulación en EE.UU., tiene 2,6 millones de suscriptores e informa desde primera línea en un planeta cada vez más interconectado.


El periodismo está cambiando rápidamente y hemos logrado evolucionar a medida que el mundo cambia, mientras nos mantenemos fieles a los altos estándares de la información que marcaron una referencia", explicó Murray, quien desde 2018 dirige el diario donde comenzó como reportero hace 25 años.


Gracias a su "suerte y voluntad para asumir nuevas experiencias y oportunidades", este periodista ha contribuido a la trayectoria más reciente del WSJ, un rotativo cuyo enfoque orientado a los negocios, los mercados y la economía ofrece "todo tipo de historias únicas y útiles para entender el mundo y las fuerzas que le dan forma".


Entre las historias que ha vivido, Murray destacó tres, "todas esenciales, y todas grandes fuerzas que dan forma al mundo: el ascenso de China, la crisis financiera en EE.UU. y el avance de la tecnología digital", aunque más adelante asegura estar "orgulloso" de la cobertura que el diario hace del Gobierno de Donald Trump.


Consciente de que "a ninguna Administración le gusta la prensa", Murray relató que la de Trump ha ido "más lejos que otras al expresarlo abiertamente, culpándonos de sus fracasos, intentando arrastrarnos al campo de juego partidista y usándonos como saco de boxeo", con casos de "retórica insidiosa e incluso peligrosa".


"Para proveedores diarios de noticias como el Journal, el trabajo es armar a nuestros lectores con historias factuales, fiables, esclarecedoras e importantes sobre su Gobierno y líderes, incluyendo información que hace rendir cuentas a esos líderes. Eso significa desafiarlos a menudo al informar de sus obras y sus palabras".


Murray apuntó que "eso a los líderes a veces no les gusta, y a veces a los lectores tampoco", pero todo estará bien mientras la agenda del medio "no sea política, sino simplemente periodística", ya que "se supone que no debemos ser amados por los políticos de ningún partido, ni morder su anzuelo".


Coincidiendo en el tiempo con el mandato de Trump, el WSJ ha pasado por un proceso de transformación enfocado en el producto móvil y digital, el mayor uso de los datos, la modernización de su liderazgo y las nuevas iniciativas en cuanto a la contratación y la preparación de los periodistas.


"Hemos hecho un progreso real, pero aún queda por hacer. Ahora estamos centrados en una evolución inteligente y uniforme en lugar de una transformación constante (...), pero la meta básica es ser el medio digital líder en el mundo, a la vez que mantenemos nuestra excelencia periodística y altos estándares", afirmó.


Los resultados se ven en las cifras: en el trimestre finalizado en mayo, la matriz del diario, News Corp, registró un incremento del 19 % interanual en los suscriptores digitales de pago, hasta casi 1,8 millones, aunque su director lo atribuye al esfuerzo general de la firma por entender a la audiencia y darle lo que busca.


"Creo firmemente que el mundo está lleno de lectores inteligentes que quieren y necesitan noticias fiables de alta calidad, que es lo que nosotros buscamos suministrar, así que todo empieza con esa misión clara y con un mercado creciente", señaló Murray, perfilando las herramientas de supervivencia para un sector en dificultades.


En ese sentido, sostuvo que los productos digitales del WSJ son "más satisfactorios" y que la firma entera, tanto en la redacción como el área comercial, es más "hábil al servir a la audiencia digital", pero también reconoció que está dotada "de la escala y los recursos" necesarios para atraer talento e invertir frecuentemente.


Aun así, al avanzar en la inmersión del negocio en la era digital el director consideró que es "duro" mantener la calidad con la sobreabundancia de información que ha dado lugar a las "fake news", y apostilló que "debería preocuparnos enormemente" el "déficit de confianza del que adolece el sector entero".


"La era digital ha incrementado las exigencias de tiempo, pero hacemos más hincapié en ser correctos que los primeros", dijo Murray sobre el Journal, "comprometido" con "una cultura que prima la información sobre la opinión" y una edición rigurosa, en la que "se pide comentario a todos los actores clave, incluso los difíciles".


"También creemos en la transparencia: cuando nos equivocamos, que ocurre porque somos humanos, lo asumimos y lo decimos abiertamente. Y trabajamos para evitar los peores hábitos del sector de noticias diarias: la especulación sin base, el sesgo político, la opinión manifiesta disfrazada de análisis y el 'click-bait' (contenidos sin profundidad que buscan atraer los clics de los usuarios)", concluyó. 

En esta nota
  • The Wall Street Journal
  • 130 años

Comentarios