No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

“Violé a mis hijas para probar mi virilidad”

Un hombre en Nigeria confesó haber violado a sus hijas de nueve y trece años para “probar su virilidad”.

Avatar del

Por Redacción GH

El hombre amenazó a las menores para que no confesaran sobre sus abusos.(Pixabay)

El hombre amenazó a las menores para que no confesaran sobre sus abusos. | Pixabay

AKWA IBOM, Nigeria.- Un hombre de alrededor de 40 años fue arrestado por la policía de Akwa Ibom, en Nigeria, por violar a sus hijas de nueve y trece años respectivamente.

Según las declaraciones del acusado, Joseph Sunday, comenzó a abusar de sus hijas  hace tres años, cuando se divorció de su esposa, quien vive en otro estado del país africano.

La razón de sus contantes abusos era “probar su virilidad”.

“Mi esposa me dejó hace algunos años debido a algunos problemas familiares y se mudó al estado de Rivers. He sido el único al cuidado de mis hijas. Solo quiero probar si mi virilidad sigue funcionando, con mis hijas”, afirmó Sunday.

Sus abusos salieron a la luz después de que descubriera que su hija mayor tenía novio. Enfurecido, golpeó de manera violenta a la menor, quien decidió confesar los actos de su padre.

Según el medio The Nation, la hija de nueve años comentó que estaba “enamorada” de su padre y que había “disfrutado” los actos, aunque es probable que se deba al miedo que le generaba el inculpado, quien las mantenía bajo constante amenaza.

Odiko MacDon, portavoz de la policía de Akwa Ibom, indicó que el caso entrará a tribunales, además de atribuir este acto a una decadencia moral en la sociedad.

“Como pueblo, debemos tomar muy en serio la moralidad en la sociedad”, señaló.

“Para nosotros en el estado de Akwa Ibom, tomamos en serio la lucha contra la violación, la corrupción y la violencia de género. Algunos de los sospechosos están bajo nuestra custodia, algunos acusados ante el tribunal, algunos bajo investigación, mientras que otros han sido ya condenados”.

Con información de The Nation
 

En esta nota

Comentarios