Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Emma Coronel

Galilea Montijo

Arturo Beltrán Leyva

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Variante Delta: Expertos explican cómo ha cambiado el rumbo de la pandemia

A casi un año que se originó en la India la variante Delta, ha supuesto un punto de inflexión en la pandemia de  Covid-19

Avatar del

Por Redacción/GH

Expertos explican cómo ha cambiado la variante Delta el rumbo de la pandemia(Pixabay ilustrativa)

Expertos explican cómo ha cambiado la variante Delta el rumbo de la pandemia | Pixabay ilustrativa

ESTADOS UNIDOS.- Las mutaciones de Delta han propiciado un resurgimiento de casos de covid, debido a su alta transmisibilidad

De acuerdo con información  de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EU apuntan que vacunados y no vacunados pueden tener una carga viral similar, generando más contagios que otras variantes.

A decir de los expertos, la vacuna no para completamente la transmisión, pero se ha demostrado eficaz en disminuir los casos graves y muertes por coronavirus.

A casi un año que se originó la  variante Delta, ha supuesto un punto de inflexión en la pandemia de la Covid-19. Antes de su propagación, parecía que todo iría mejor respecto a los contagios; la vacunación avanzaba en gran parte del mundo frenando las infecciones.

Expertos explican cómo ha cambiado la variante Delta el rumbo de la pandemia. Foto: Pixabay ilustrativa.

La alta transmisibilidad de la variante Delta, ha ocasionado un repunte de casos en muchas naciones. El virus original que surgió en Wuhan contagiaba, entre 2 y 3 personas; la variante Delta tiene un R0 o número básico de reproducción de entre 5 y 8.

 Es uno de los virus respiratorios más contagiosos que conocemos y que yo he visto en mis 20 años de carrera”, ha afirmado en las últimas semanas la directora de los CDC estadounidenses, Rochelle Walensky.

Expertos explican cómo ha cambiado la variante Delta el rumbo de la pandemia. Foto: Pixabay ilustrativa.

La variante que mejor elude las vacunas

La variante Delta está causando infecciones en personas que han recibido las dos dosis de la vacuna en tasas más altas que otras variantes. 

Además, va aumentando el número de pacientes vacunados que padecen síntomas. Lo más preocupante es que algunos de estos infectados portan aproximadamente el mismo nivel de virus en la nariz y la garganta que las personas sin vacunar, según un documento interno de los CDC, un dato que ha resaltado de nuevo lo necesaria que es la mascarilla, también en exteriores.

Alta carga viral

Las  cargas virales que la variente Delta genera –hasta mil veces superiores que el virus original- cuando infecta implican más posibilidades de contraer (y transmitir) infecciones más severas que con otras variantes. 

El tiempo en que eres contagioso sin síntomas, hasta que se producen, también es mayor. Lo que supone que el rastreo de los contactos estrechos y sus cuarentenas deben ser más exhaustivas. 

Un R0 más alto supone que habría que elevar el porcentaje de vacunados para lograr la inmunidad de rebaño necesaria para controlar la pandemia.

Más contagiosa

Esta variante ha sido mucho más “efectiva” en su evolución. La clave son las mejoras producidas en la proteína S (spike). Son las que sobresalen de la superficie del virus y crean la corona que le da nombre.

El SARS-CoV-2 y otros coronavirus usan esas proteínas para entrar en las células humanas. Con su cóctel de mutaciones, delta dificulta el trabajo de los anticuerpos generados por la vacuna y produce más supercontagiadores, los “pacientes cero” en muchos brotes.

Protección de la vacuna

Según datos de Israel, país que mejor ha gestionado la inoculación de sus habitantes, explica que la efectividad de la vacuna ante la infección va decayendo con el tiempo, hasta el 16% para los vacunados en enero.

Por lo anterior,  orilla a plantear si será necesaria una tercera dosis, aunque la OMS ha pedido más evidencias antes aprobar esta inyección extra.

A pesar de la aparición de la variante Delta, los inoculantes siguen cumpliendo su función, aunque en menor medida.

Reducen las posibilidades de contraer el virus. Pese, que la carga viral de los vacunados sea similar a la de aquellos que no han sido inoculados, es probable que los primeros sean contagiosos durante un período de tiempo más corto.

Disminuyen casos graves

No hay duda, que las vacunas siguen frenando los casos graves de Covid. En anteriores momentos de la pandemia con incidencia similar a la actual (687 según la última actualización de Sanidad), se puede comprobar que el porcentaje de hospitalizados en planta y UCI, así como el número de fallecidos es mucho menor.

En la actualidad, la mayoría de casos afectan a los jóvenes, la franja de edad con menos vacunados, y se trata de cuadros clínicos más leves. Sin las vacunas, algunos de esos casos se habrían vuelto graves o habrían llevado a la muerte. Hacer que las infecciones del futuro sean cada vez menos peligrosas, es la forma de que esta pandemia se frene.

En la actualidad, la variante Delta, la mayoría de casos afectan a los jóvenes, la franja de edad con menos vacunados, y se trata de cuadros clínicos más leves. Foto: EFE

Variante Delta se desvanecerá

El número de casos en India, donde surgió la variante, ha vuelto a niveles casi anteriores a su aparición. Lo mismo ha ocurrido en Reino Unido. 

Es difícil saber con certeza por qué, tal vez, hay más inmunizados por la vacuna o por haber contraído la enfermedad, por las nuevas restricciones o una combinación de ambas cosas.

La campaña de vacunación supone un obstáculo que puede cambiar la dirección en la que evoluciona el virus. Y es que, para conseguir mejorar en una cosa, en general, el virus empeora en otra -las llamadas “compensaciones evolutivas”-.

Es muy posible que los cambios que haga el virus para conseguir esquivar mejor la inmunidad de las vacunas puedan terminar comprometiendo su capacidad de transmisión en un sentido absoluto", advierte el virólogo Aris Katzourakis, de la Universidad de Oxford.

Los expertos coinciden, que se está en la dirección adecuada, pero en la guerra contra el Covid la batalla de la transmisión todavía la gana el virus. 

Por ello, sugieren, continuar con la vacunación, el seguimiento de los infectados y las medidas que frenan los contagios siguen siendo los pasos a seguir.

Con información de Nius Diario

En esta nota

Comentarios