No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Sin energía ni gas, habitantes de Texas sufren además falta de comida y agua

Debido a las temperaturas congelantes registradas en las últimas horas, muchas ciudades del estado informaron de la ruptura de tuberías de agua y gas.

Avatar del

Por EFE

Una mujer camina en una calle inundada de agua hoy miércoles en Katy, al oeste de Houston (Texas). EFE/Alicia L. Pérez

Una mujer camina en una calle inundada de agua hoy miércoles en Katy, al oeste de Houston (Texas). EFE/Alicia L. Pérez

TEXAS.-Sin electricidad ni gas, pero con mucho frío, decenas de miles de personas en Texas deben sufrir además largas filas para conseguir alimentos en los supermercados, que aunque operan a máxima capacidad no se dan abasto para cubrir las necesidades de los afectados de la peor tormenta invernal que se recuerde en el estado.

De acuerdo con cifras oficiales, hasta la mañana de este miércoles 17 de febrero, cerca de 2,7 millones de hogares seguían sin energía eléctrica, bajo la amenaza de continuar así durante el transcurso del día.

Debido a las temperaturas congelantes registradas en las últimas horas, muchas ciudades del estado informaron de la ruptura de tuberías de agua y gas.

Un auto pasa delante de una calle inundada de agua hoy miércoles en Katy, al oeste de Houston (Texas). EFE/Alicia L. Pérez


En Austin, la capital del estado y que en muchas zonas no cuenta con electricidad desde el lunes, las autoridades municipales exhortaron este miércoles a sus ciudadanos a limitar el uso de agua potable y, en todo caso, que la hiervan antes de consumirla.

La empresa municipal Austin Water anunció además que el uso del líquido ha sobrepasado la producción por al menos 250 %, debido a una combinación de tuberías en mal estado y el "uso extremo de los usuarios que quizá estén almacenando lo poco que les llega" de agua.

En San Antonio, el alcalde Ron Niremberg, quien ha criticado a las empresas reguladoras de electricidad en el estado por la "pobre respuesta" ante la crisis de energía, urgió a los que necesitan albergue a que se acerquen al centro de convenciones de la ciudad, donde hay capacidad para más de 500 familias.

En las calles, el panorama es el mismo que en otras urbes del estado: algunos supermercados no pueden abrir sus puertas porque no cuentan con servicio eléctrico, y los que sí lo tienen no cuentan con servicio de agua potable, indispensable para operar sin recibir una multa municipal.

Asimismo, muy pocas estaciones de gasolina están operando, principalmente porque no hay energía eléctrica y no tienen personal suficiente para atender la demanda de usuarios que además de querer llenar sus tanques de gasolina llenan contenedores para sus generadores de electricidad en casa.

En Dallas, el alcalde Eric Johnson pidió en conferencia de prensa limitar el consumo de agua debido al desabasto, así como el de gas natural y energía eléctrica. "Lo bueno de todo esto es que en las próximas horas la temperatura subirá y eso ayudará mucho", aseveró.

Varias personas hacen fila a pesar de las bajas temperaturas para ingresar a un supermercado hoy miércoles en Katy, al oeste de Houston (Texas). EFE/Alicia L. Pérez


A su vez, el alcalde de Houston, Sylvester Turner, emitió un comunicado para llamar a los residentes a hervir el agua antes de consumirla además de "limitar su uso hasta nuevo aviso", y urgió a que tomen mejor agua embotellada.

"La presión del agua está a su nivel más bajo", expuso Turner, que además exhortó a la conservación de energía eléctrica en “caso de que regrese”.

Lina Hidalgo, jueza administrativa del condado Harris, donde se asienta Houston, informó que en las últimas 48 horas se han reportado más de 120 casos de personas que han llamado a las centrales de emergencia y sido trasladadas a centros médicos por envenenamiento con monóxido de carbono.

"Es muy alarmante porque se trata de una desgracia dentro de otras", recalcó Hidalgo en conferencia de prensa sobre la falta de energía eléctrica en plena pandemia de covid-19.

El martes, las autoridades policiales en Houston reportaron la muerte de una mujer y su hija por asfixia a causa del monóxido de carbono mientras utilizaban como calefacción su auto encendido dentro de la cochera de su casa.

En el condado Galveston, el juez administrativo Mark Henry indicó que 67 % de los hogares no cuenta con fluido eléctrico y que la morgue central ha llegado a su máxima capacidad debido al número de muertos relacionado con la ola de frío.

“Al menos más de 20 personas han fallecido en las últimas horas y es posible que mientras más inspecciones hagamos en el transcurso del día en las zonas costeras, el número de muertos sea mayor”, dijo Henry. Agregó que a estas alturas, los cuerpos que lleguen a la morgue central del condado deberán reposar en un camión condicionado para mantenerlos refrigerados.

Mientras tanto, el mal tiempo ha obligado a la cancelación y postergación de la vacunación contra la covid-19 en Texas.

Según el Departamento de Servicios de Salud de Texas, se ha tenido que aplazar la llegada del cargamento de esta semana, que incluía más de 400.000 unidades de la primera dosis y más de 330.000 de la segunda.

Las autoridades de salud de ciudades como Dallas, Houston y Austin han anunciado que programarán las citas previstas esta semana para los próximos días.

 
En esta nota

Comentarios