Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Migrantes en Estados Unidos

Republicanos de Florida aceptan que ley contra migrantes fue un error, dice medio

El pasado lunes, los representantes Alina García, Rick Roth y Juan Fernández Barquín se presentaron en un evento patrocinado por el alcalde republicano de Hialeah, Esteban Bovo.

FLORIDA.-En una sorprendente maniobra política, algunos miembros del Partido Republicano de Florida están tratando de minimizar las consecuencias de la reciente aprobación de una ley que criminaliza el transporte de personas indocumentadas al estado.

La medida, además, exige a los hospitales indagar sobre el estatus migratorio en los formularios de admisión, invalida licencias de conducir y otras formas de identificación emitidas por otros estados a personas indocumentadas, y prohíbe a los gobiernos locales emitir tarjetas de identificación para este grupo.

Ante la creciente indignación de miles de inmigrantes, quienes constituyen una parte importante de la economía de Florida, algunos republicanos locales están buscando revertir el impacto negativo generado por la controvertida legislación, según dice The New Republic en un artículo titulado: “Republicanos de Florida aceptan que ley contra migrantes fue un error”.

El pasado lunes, los representantes Alina García, Rick Roth y Juan Fernández Barquín se presentaron en un evento patrocinado por el alcalde republicano de Hialeah, Esteban Bovo. Estos tres legisladores, quienes votaron a favor del proyecto de ley antiinmigrante, intentaron, torpemente, apelar a las miles de personas que su propio partido ha alejado.

“Agricultores están molestos por que perdieron empleados”

Durante el evento, el representante Rick Roth expresó abiertamente la intención de asustar a las personas con esta ley, reconociendo el malestar entre los agricultores que han perdido empleados y han visto cómo estos se mudan a otros estados, como Georgia.

En un intento por retener a la fuerza laboral de Florida, Roth suplicó a los presentes que utilizaran los recursos disponibles para comprender el contenido de la ley y convencer a otros de que no abandonen el estado.

Sin embargo, sus declaraciones no lograron aclarar la incoherencia del proyecto de ley. Roth afirmó que, si bien esta legislación tiene un fuerte componente político, también aumenta el poder del estado en materia migratoria.

Además, mostró su apoyo tanto al ex presidente Donald Trump como al gobernador Ron DeSantis, principal impulsor de la ley que estigmatiza y apunta a los aproximadamente 772,000 trabajadores, estudiantes y miembros de la comunidad indocumentados en Florida.

“Ley es para generar miedo”

La representante Alina García, por su parte, reconoció la intención detrás de la ley, afirmando que está destinada a generar miedo y desalentar la llegada de más personas a Florida.

A pesar de estos esfuerzos, el representante Juan Fernández Barquín, quien votó a favor del proyecto de ley, dejó claro que no considera que la ley sea un error o simplemente una estrategia de mensajes políticos. Barquín afirmó su apoyo a la legislación y aplaudió al gobernador DeSantis por priorizar esta cuestión.

En esta nota