GA4 - Google Analitycs
Tendencias
Cintilla de tendencias

Genaro García Luna

María Ángela

María Elena Ríos

Shakira

¿Qué son las armas nucleares tácticas? Una experta en seguridad internacional explica y valora lo que significan para la guerra en Ucrania

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, criticó las amenazas nucleares abiertas de Putin contra Europa.

Avatar del

Por The Conversation

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, criticó las amenazas nucleares abiertas de Putin contra Europa.(AP)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, criticó las amenazas nucleares abiertas de Putin contra Europa. | AP

LONDRES.-Las armas nucleares tácticas irrumpieron en el escenario internacional cuando el presidente ruso, Vladimir Putin, que enfrenta pérdidas en el campo de batalla en el este de Ucrania, amenazó con que Rusia “hará uso de todos los sistemas de armas disponibles para nosotros” si la integridad territorial de Rusia se ve amenazada. Putin ha caracterizado la guerra en Ucrania como una batalla existencial contra Occidente, que dice quiere debilitar, dividir y destruir a Rusia.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, criticó las amenazas nucleares abiertas de Putin contra Europa. Mientras tanto, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, restó importancia a la amenaza y dijo que Putin “sabe muy bien que nunca se debe librar una guerra nuclear y que no se puede ganar”. Esta no es la primera vez que Putin invoca las armas nucleares en un intento de disuadir a la OTAN.

"Soy una académica de seguridad internacional que ha trabajado e investigado la restricción nuclear, la no proliferación y la teoría de la señalización costosa aplicada a las relaciones internacionales durante dos décadas. El gran arsenal de armas nucleares tácticas de Rusia, que no se rigen por tratados internacionales, y la doctrina de Putin de amenazar con su uso han aumentado las tensiones, pero las armas nucleares tácticas no son simplemente otro tipo de arma de campo de batalla", afirma Nina Srinivasan Rathbun, profesora de Relaciones Internacionales en el USC Dornsife College of Letters, Arts and Sciences.

Táctico por los números

Las armas nucleares tácticas, a veces llamadas armas nucleares no estratégicas o de campo de batalla, fueron diseñadas para usarse en el campo de batalla, por ejemplo, para contrarrestar fuerzas convencionales abrumadoras como grandes formaciones de infantería y blindados. Son más pequeñas que las armas nucleares estratégicas, como las ojivas que llevan los misiles balísticos intercontinentales.

Si bien los expertos no están de acuerdo sobre las definiciones precisas de las armas nucleares tácticas, las características comúnmente identificadas son rendimientos explosivos más bajos, medidos en kilotones, y vehículos de lanzamiento de menor alcance. Las armas nucleares tácticas varían en rendimiento desde fracciones de 1 kilotón hasta alrededor de 50 kilotones, en comparación con las armas nucleares estratégicas, que tienen rendimientos que van desde alrededor de 100 kilotones hasta más de un megatón, aunque se desarrollaron ojivas mucho más poderosas durante la Guerra Fría.

Como referencia, la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima fue de 15 kilotones, por lo que algunas armas nucleares tácticas son capaces de causar una destrucción generalizada. La bomba convencional más grande, la Madre de todas las bombas o MOAB, que ha lanzado Estados Unidos tiene un rendimiento de 0,011 kilotones.

Los sistemas vectores para armas nucleares tácticas también tienden a tener alcances más cortos, por lo general menos de 500 kilómetros (310 millas), en comparación con las armas nucleares estratégicas, que generalmente están diseñadas para cruzar continentes.

Debido a que la fuerza explosiva de las armas nucleares de bajo rendimiento no es mucho mayor que la de las armas convencionales cada vez más poderosas, las fuerzas armadas estadounidenses han reducido su dependencia de ellas. La mayor parte de su reserva restante, unas 150 bombas de gravedad B61, está desplegada en Europa. El Reino Unido y Francia han eliminado por completo sus arsenales tácticos. Pakistán, China, India, Israel y Corea del Norte tienen varios tipos de armamento nuclear táctico.

Rusia ha retenido más armas nucleares tácticas, estimadas en alrededor de 2000, y se ha basado más en ellas en su estrategia nuclear que Estados Unidos, principalmente debido a las capacidades y el armamento convencional menos avanzado de Rusia.

Las armas nucleares tácticas de Rusia pueden ser desplegadas por barcos, aviones y fuerzas terrestres. La mayoría se despliegan en misiles aire-tierra, misiles balísticos de corto alcance, bombas de gravedad y cargas de profundidad lanzadas por bombarderos tácticos y de mediano alcance, o torpedos navales antibuque y antisubmarinos. Estos misiles se mantienen en su mayoría en reserva en depósitos centrales en Rusia.

Rusia ha actualizado sus sistemas de lanzamiento para poder transportar bombas nucleares o convencionales. Existe una mayor preocupación por estos sistemas de entrega de doble capacidad porque Rusia ha utilizado muchos de estos sistemas de misiles de corto alcance, en particular el Iskander-M, para bombardear Ucrania.

Las armas nucleares tácticas son sustancialmente más destructivas que sus contrapartes convencionales incluso con la misma energía explosiva. Las explosiones nucleares son más poderosas por factores de 10 a 100 millones que las explosiones químicas, y dejan una lluvia radiactiva mortal que contaminaría el aire, el suelo, el agua y los suministros de alimentos, similar a la desastrosa fusión del reactor nuclear de Chernobyl en 1986. El sitio de simulación interactiva NUKEMAP por Alex Wellerstein describe los múltiples efectos de las explosiones nucleares en varios rendimientos.

¿Puede cualquier arma nuclear ser táctica?

A diferencia de las armas nucleares estratégicas, las armas tácticas no se centran en la destrucción mutua asegurada mediante represalias abrumadoras o disuasión nuclear general para proteger a los aliados. Si bien las armas nucleares tácticas no se han incluido en los acuerdos de control de armas, las armas de mediano alcance se incluyeron en el ahora desaparecido tratado de Fuerzas nucleares de alcance intermedio (1987-2018), que redujo las armas nucleares en Europa.

Tanto EU como Rusia redujeron sus arsenales nucleares totales de aproximadamente 19 000 y 35 000 respectivamente al final de la Guerra Fría a aproximadamente 3700 y 4480 en enero de 2022. La renuencia de Rusia a negociar sobre sus armas nucleares no estratégicas ha obstaculizado los esfuerzos de control de armas nucleares.

La pregunta fundamental es si las armas nucleares tácticas son más "utilizables" y, por lo tanto, podrían desencadenar una guerra nuclear a gran escala. Su desarrollo fue parte de un esfuerzo por superar las preocupaciones de que debido a que los ataques nucleares a gran escala se consideraban impensables, las armas nucleares estratégicas estaban perdiendo su valor como elemento disuasorio de la guerra entre las superpotencias. En teoría, sería más probable que las potencias nucleares utilizaran armas nucleares tácticas, por lo que las armas reforzarían la disuasión nuclear de una nación.

Sin embargo, cualquier uso de armas nucleares tácticas invocaría estrategias nucleares defensivas. De hecho, el entonces secretario de Defensa, James Mattis, declaró en particular en 2018: “No creo que exista algo así como un arma nuclear táctica. Cualquier uso de armas nucleares en cualquier momento es un cambio de juego estratégico”.

Estados Unidos ha criticado la estrategia nuclear de Rusia de escalar para desescalar, en la que las armas nucleares tácticas podrían usarse para disuadir una ampliación de la guerra para incluir a la OTAN.

Si bien existe desacuerdo entre los expertos, las estrategias nucleares rusas y estadounidenses se centran en la disuasión y, por lo tanto, implican ataques nucleares de represalia a gran escala frente al uso de cualquier arma nuclear por primera vez. Esto significa que la amenaza de Rusia de usar armas nucleares como elemento disuasorio de la guerra convencional amenaza con una acción que, según la doctrina de la guerra nuclear, invitaría a un ataque nuclear de represalia si estuviera dirigido a los EU o la OTAN.

Armas nucleares y Ucrania

Creo que el uso ruso de armas nucleares tácticas en Ucrania no lograría ningún objetivo militar. Contaminaría el territorio que Rusia reclama como parte de su imperio histórico y posiblemente entraría en la propia Rusia. Aumentaría la probabilidad de una intervención directa de la OTAN y destruiría la imagen de Rusia en el mundo.

Putin tiene como objetivo disuadir los continuos éxitos de Ucrania en la recuperación de territorio mediante la anexión preventiva de regiones en el este del país después de celebrar referéndums organizados. Entonces podría declarar que Rusia usaría armas nucleares para defender el nuevo territorio como si la existencia del estado ruso estuviera amenazada. Pero creo que esta afirmación extiende la estrategia nuclear de Rusia más allá de lo creíble.

Putin ha afirmado explícitamente que su amenaza de usar armas nucleares tácticas no es un engaño precisamente porque, desde un punto de vista estratégico, usarlas no es creíble. En otras palabras, bajo cualquier estrategia razonable, usar las armas es impensable y, por lo tanto, amenazar con su uso es, por definición, un engaño.

Artículo original publicado en The Conversation

The Conversation

En esta nota

Comentarios