Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Muertes

¿Por qué los muertos se mueven en la morgue aún meses después del fallecimiento?

Aún después de meses muertos, los cadáveres pueden llegar a moverse, pero ¿a qué se debe?

CIUDAD DE MÉXICO.- Los cuerpos de muertos pueden llegar a moverse en la morgue, aún meses después de haber fallecido, y de ello dio cuenta Alyson Wilson, quien compartió su experiencia con la BBC.

La investigadora Wilson trabaja en una instalación conocida como "granja de cuerpos" ubicada en las afueras de Sídney, Australia. Estas instalaciones se dedican a investigar la descomposición de cadáveres con el propósito de apoyar a la policía y a los patólogos en casos de investigación criminal.

El centro en el que Wilson trabaja se llama oficialmente Instalación Australiana de Investigación Experimental Tafonómica (AFTER, por sus siglas en inglés), establecido en 2016.

La tafonomía, que proviene de las palabras griegas "taphos" (enterramiento) y "nomos" (ley), es la disciplina científica encargada de estudiar los procesos de descomposición de organismos y su fosilización.

Como parte de su trabajo de investigación, Wilson realizó un registro visual durante 17 meses utilizando la técnica de time lapse en uno de los cadáveres presentes en la instalación.

¿Por qué los muertos se mueven en la morgue aún meses después del fallecimiento?

Las observaciones de Wilson aún no han sido publicadas en un estudio, pero la investigadora habló sobre su trabajo en una entrevista con la cadena australiana ABC y con otros medios internacionales, como la agencia AFP.

Wilson explicó a AFP que en una de las ocasiones documentadas, los brazos que estaban junto al cadáver al momento de la muerte terminaron extendidos hacia los lados.

Creemos que estos movimientos están relacionados con el proceso de descomposición, a medida que el cuerpo se momifica y los ligamentos se secan", afirmó la investigadora.

Graba cadáveres por movimientos en la morgue

Las grabaciones de Wilson forman parte de una continuación de un estudio previo sobre fotografía de intervalos de tiempo en la investigación de cadáveres, que fue publicado este año en la revista Forensic Science International: Synergy.

La investigación de Wilson fue supervisada por Xanthe Mallett, una antropóloga forense y criminóloga, y profesora de la Universidad de Newcastle en Australia.

En una entrevista con la cadena ABC, Mallett destacó la importancia de observar los movimientos en los cadáveres, ya que generalmente la policía asume que la posición en la que se encuentra un cadáver es la misma en la que estaba en el momento de la muerte, a menos que haya pruebas claras de que los restos fueron movidos.

Mallett afirmó: Hasta donde tengo conocimiento, es la primera vez que se han captado en cámara los movimientos durante el proceso de descomposición".

Posición del cuerpo puede ayudar a dar con la causa de muerte

Cuando la policía realiza un mapeo del lugar de un crimen, registra la posición del cuerpo de la víctima y cualquier evidencia relevante que pueda ayudar a comprender la causa de la muerte, explicó Wilson.

Esta técnica ayuda a la policía a determinar las circunstancias de la muerte y a distinguir entre un homicidio y una muerte natural.

Wilson mencionó: Si una persona muere por una sobredosis de drogas, la policía esperaría encontrar una jeringa en la mano o muy cerca de la persona fallecida".

Sin embargo, debido a los movimientos postmortem, las manos pueden haberse desplazado considerablemente lejos de la jeringa, lo que podría llevar a una interpretación errónea de la causa de la muerte.

En esta nota