Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Extraterrestres

¿Por qué la existencia de vida alienígena sería nuestra condena?: El gran filtro

El "Gran Filtro" es una teoría que señala que existe una barrera en la evolución de la vida inteligente, que evita que continúe desarrollándose. 

CIUDAD DE MÉXICO.-Uno pensaría que si la NASA anunciara el día de hoy la existencia de la vida extraterrestre, podría ser una increíble e impactante noticia, pero lo que no muchos saben, es que este hecho puede significar el fin de la humanidad.

El equipo tras el canal de youtube de "En Pocas Palabras" realizaron un estudio completo de este tema, explicando primeramente que, aunque existan 10 millones de planetas que se parecen a la tierra en la vía láctea, hasta el momento no se han observado ningún tipo de civilización o vida.

Deberíamos ser capaces de ver algo, pero el universo parece vacio. Esto quiere decir que existe algo que impide que los seres vivos pasen más allá del punto en que nos encontramos como civilización actualmente, y no podamos convertirnos en una especie intergaláctica, esto se conoce como la teoría de “el gran filtro”.

Te puede interesar: Qué son los demonios de la ciencia y por qué son tan útiles para el conocimiento

El "Gran Filtro" es una teoría que señala que existe una barrera en la evolución de la vida inteligente, que evita que continúe desarrollándose.

La teoría surge a partir de la paradoja de Fermin, que habla de la contradicción de que, pese a las altas posibilidades de que exista la vida inteligente en el universo, además de la raza humana, aún no hemos encontrado evidencia de vida en ninguna parte. La respuesta de Fermin a esta paradoja, fue el concepto del Gran Filtro, es decir, que existe una barrera en la evolución de la vida inteligente que evita que crezca.

¿De dónde sale esta teoría?

Imaginemos que la evolución de la vida sigue una serie de pasos. La vida empieza como química inorgánica que apenas está organizándose, después se forman las moléculas, más tarde la vida unicelular, la reproducción sexual, la vida pluricelular, y continúa hasta que nos convertimos en animales capaces de usar herramientas, para posteriormente llegar al punto donde nos encontramos ahora. Seres inteligentes, con cultura, conocimientos compartidos, capaz de razonar y de crear herramientas e instrumentos tecnológicos.

Sin embargo, debido a que los planetas están limitados en recursos y en tiempo, lógicamente, mientras nuestra civilización siga avanzando, será necesario extendernos a otros planetas. Por lo que el último de los pasos de la evolución de la vida, es la “colonización del universo”, es decir, mudar nuestra civilización a otros planetas fuera de la tierra, sistema solar o galaxia.

En el entendido de que todas las civilizaciones que puedan existir se desarrollan bajo este concepto, ya debimos habernos encontrado con una colonización de esa vida inteligente en el universo observable.

Si para este punto, ya debería haber civilizaciones colonizando el universo, ¿por qué nunca nos hemos encontrado con ninguna?

Según Fermin, el motivo por el que nunca habíamos tenido contacto con una civilización extraterrestre, es porque dentro de la evolución de la vida, se llega a un punto en el que las civilizaciones desarrollan tecnología con la capacidad de destruirse a sí mismas, por eso nunca llegan a extenderse por el universo. Ese es el Gran Filtro, el avance tecnológico a un punto tal, que la humanidad se autodestruye, antes de poder extenderse.

Ahora, la cuestión importante aquí es, ¿dónde está el filtro en nuestra escala evolutiva?

Aquí existen dos opciones; que el filtro esté antes o después del punto en que nos encontramos nosotros.

Si el filtro está antes, significa que ya hemos pasado el Gran Filtro y que, por alguna razón, nuestra civilización sobrevivió a lo que sea que debió haberla detenido. Por el contrario, si está después, quiere decir que estamos condenados a que el filtro nos detenga en algún momento.

En caso de que el filtro se encuentre delante de nosotros, nuestras posibilidades como especie son muy malas. De acuerdo con En Pocas Palabras, solo nos quedaría la esperanza, y por este motivo encontrar vida fuera de la tierra sería terrible.

Cuanta más vida exista en el universo, y cuanta más avanzada y compleja sea, habrá más posibilidades de aparecer ante nosotros un gran filtro.

Encontrarnos con bacterias sería malo, pequeños animales peor, vida inteligente alarmante y ruinas de civilizaciones alienígenas antiguas horripilante"”, comentan en el video.

En esta nota