No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Policía mata cruelmente a un wombat y se graba en video; no lo acusan de nada

El jueves, la policía finalmente anunció que Johncok no sería acusado ni enfrentaría ninguna disciplina por el sacrificio de animales.

Avatar del

Por El Imparcial

El jueves, la policía finalmente anunció que Johncok no sería acusado ni enfrentaría ninguna disciplina por el sacrificio de animales.

El jueves, la policía finalmente anunció que Johncok no sería acusado ni enfrentaría ninguna disciplina por el sacrificio de animales.

AUSTRALIA.-El policía que se filmó a sí mismo apedreando a un wombat indefenso mientras se reía no será acusado de ningún delito ni despedido.

Waylon Johncock, un oficial de enlace de la comunidad policial del Sur de Australia, fue investigado por las inquietantes imágenes filmadas en la península de Eyre.

Sus acciones fueron ampliamente condenadas en todo el país, los asuntos internos de la policía pasaron más de dos meses investigando mientras él permanecía en el trabajo.

El jueves, la policía finalmente anunció que Johncok no sería acusado ni enfrentaría ninguna disciplina por el sacrificio de animales.

Muchas personas le dijeron al propio Comisionado de Policía del Sur de Australia, Grant Stevens, que lo que hizo era preocupante.

En una declaración, el comisionado Stevens dijo: "Todavía encuentro inquietante parte del contenido del video: Me desagrada personalmente ver a algún animal angustiado o ser asesinado".

"Pedí a los investigadores que reunieran toda la información disponible para evaluar si debían presentarse cargos penales.

"Los investigadores han comprobado que, como hombre aborigen (el policía), tiene un permiso para cazar wombats para comerlos.

"Si bien muchos de los que vieron el video lo consideraron desagradable, se estableció que las acciones del agente no eran inconsistentes con las prácticas tradicionales de caza.

"Me han informado que el wombat en el video fue asesinado y comido".

El incidente también dejó divididas a las comunidades aborígenes en el suroeste del país. 

Aunque algunos han tratado de defender la tradición de cazar wombats, otros han criticado a Johncock por la falta de respeto que mostró al matar a la criatura.

El anuncio de la Policía sobre el resultado de su investigación fue compartido en Facebook y desde entonces ha atraído miles de comentarios críticos.
 

En esta nota

Comentarios