Tendencias
Cintilla de tendencias

Sergio Goyri

Narco-retén

Viruela del mono

Muñeca del narco

Piden una pizza y le dan una casa nueva de propina al repartidor

Se les ocurrió pedir una pizza y entregarle como propina al repartidor una casa totalmente nueva

Avatar del

Por Redacción/GH

Se les ocurrió pedir una pizza y entregarle como propina al repartidor una casa totalmente nueva(Captura de pantalla)

Se les ocurrió pedir una pizza y entregarle como propina al repartidor una casa totalmente nueva | Captura de pantalla

El equipo tras el canal de Youtube MrBeast, crea contenido mostrándonos cómo viven experiencias que para muchas personas su ingreso económico no se los permite. Algo que caracteriza al equipo de MrBeast, también es la humildad y que usan su gran ingreso para ayudar a otros.

En esta ocasión, se les ocurrió pedir una pizza y entregarle como propina al repartidor una casa totalmente nueva.

Te puede interesar: Conoce a Dustin Reynolds, el primer hombre con una doble amputación que ha recorrido más de 35,000 millas, solo

Por supuesto, esto fue algo más elaborado de lo que suena. Compraron una casa bonita, pero claro, como toda casa nueva, esta se encuentra vacía. Pidieron la pizza, al llegar el repartidor, se presentaron con él como youtubers y le comentaron que estaban arreglando la casa para dársela de regalo a un amigo.

No existe tal amigo

El cuento del amigo era solo una excusa, y le ofrecieron cierta cantidad de dinero para que los ayude a buscar muebles y artículos para el hogar, sin saber que todo lo que comprarán realmente es para él.

Sin escatimar en gastos, pasaron todo el día buscando muebles, televisores, electrodomésticos, y todo lo que necesita un hogar. También consiguieron el contacto de un conocido del repartidor que les ayudó con información de las cosas que pudiera necesitar para vivir en esta casa, como comida para su perro, juguetes para su hija, etc.

Te puede interesar: VIDEO: Policía evita que un hombre salte de un puente dándole un abrazo

Al día siguiente, con la casa terminada, invitaron al repartidor para que estuviera presente al momento de que le entregaran la casa al amigo inventado, sin saber que ese amigo, era él. La emoción del repartidor al saber que la casa era realmente para él fue tanta que no parecía creerlo. Al final, el repartidor agradeció de todo corazón el gran detalle y habló de cómo ayudará esto a él y a su familia. 

En esta nota

Comentarios