No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Padres provocaron parálisis cerebral en su bebé de 1 año de edad, tras someterla a una dieta vegana y no acatar las órdenes del pediatra; no fueron encarcelados

Desde los 4 meses de nacida, la bebé fue sometida a una dieta a base de leche de coco, jugos de frutas, batidos, alimentos de origen vegetal y suplementos caseros varios.

Avatar del

Por El Imparcial

En noviembre de 2017 empezó a perder peso y sus padres se rehusaron a llevarla a un especialista e intentaron corregir su error con alternativas “naturales”, pero la menor se enfermó gravemente y fue internada.(Foto ilustrativa)

En noviembre de 2017 empezó a perder peso y sus padres se rehusaron a llevarla a un especialista e intentaron corregir su error con alternativas “naturales”, pero la menor se enfermó gravemente y fue internada. | Foto ilustrativa

AUSTRALIA.- Una pareja fue condenada a 12 meses de trabajo comunitario, luego de provocarle a su hija parálisis cerebral, tras someterla a una dieta vegana y no seguir las instrucciones del pediatra cuando la pequeña apenas tenía 4 meses de edad, informaron los medios locales.

Los hechos se descubrieron en 2018, en Australia, cuando la menor afectada ya había cumplido un año de edad y fue ingresada a un hospital con grave nivel de desnutrición.

Se dijo que los médicos descubrieron que la niña presentaba hematomas en el cuerpo, erupciones cutáneas, decoloración de la piel, estaba letárgica y tenía sangre de color oscuro en el pañal.

Los expertos descubrieron que desde los 4 meses de nacida, la cantidad de leche que producía su madre disminuyó, por lo que el médico recomendó a los padres complementar la dieta con leche en polvo especializada para bebé.

Los padres ignoraron las recomendaciones y en vez de leche para bebé, comenzaron a darle leche de coco, jugos de frutas, batidos, alimentos de origen vegetal y suplementos caseros varios.

Se explicó que la niña nació sana, pero en noviembre de 2017 empezó a perder peso y sus padres se rehusaron a llevarla a un especialista e intentaron corregir su error con alternativas “naturales”, pero la menor se enfermó gravemente y fue internada; durante casi un mes estuvo en cuidados intensivos.

Un juez dictaminó que los padres incumplieron con su deber de satisfacer las necesidades de su hija para que esta tuviera un desarrollo saludable, pero los imputados evitaron la cárcel, ya que el juez consideró que provocaría un daño mayor en la niña, porque dependía por completo de sus progenitores.

La niña, ahora tiene 3 años de edad y cuenta con una dieta sana y nutritiva proporcionada por sus padres, pero su desarrollo cognitivo, físico y de comunicación se vio alterado por la discapacidad permanente provocada por la falta de nutrientes.

En esta nota

Comentarios