Tendencias
Cintilla de tendencias

Aborto

Yrma Lydya

Matrimonio igualitario

Vapeadores

Ovnis en México: Coyame, el incidente en el que EU intervino y señalan "intentaron ocultar"

Soldados muertos y la oferta de EU para recuperar los restos del choque entre un OVNI y una avioneta prevalecen en el recuerdo de los habitantes más antiguos del pueblo en Chihuahua.

Avatar del

Por Redacción/GH

Imagen representativa de los relatos que habitantes de Coyame comparten del OVNI que EU trató de recuperar.(Especial)

Imagen representativa de los relatos que habitantes de Coyame comparten del OVNI que EU trató de recuperar. | Especial

COYAME, Chihuahua.- Para muchos seguidores del fenómeno Ovni, Roswell representa uno de los sucesos más evidentes de la corriente, a grandes rasgos un objeto volador no identificado (o nave), cayó en aquella localidad de Nuevo México.

Dentro había tripulantes y según testigos, que muchos de ellos habrían sido amenazados o desaparecidos para no revelar más información, eran seres que describieron como "grises con cabezas proporcionalmente grandes respecto a sus cuerpos, de ojos saltones, con pequeñas ranuras en lugar de boca y que despedían un olor desagradable".

Sobre este incidente se construyó el atractivo de la localidad que prevalece hasta la actualidad. México tuvo su propio "Roswell", en el que supuestamente Estados Unidos tuvo que intervenir y señalan que autoridades locales han intentado ocultar.

Esto sucedió en Coyame, poblado en Chihuahua y pocos portales como El Heraldo han mantenido testimonios y la nota de aquel incidente presuntamente relacionado con alienigenas.  

Corría el año de 1974 cuando un objeto volador no identificado impactó con un pequeño avioneta Cessna. Radares de Estados Unidos habían detectado este OVNI, que en principio creían era un meteorito, cuando sobrevolaba de manera "errante" y con trayectoria irregular cerca de Corpus Christi, Texas. 

Sin embargo, el OVNI cambió de dirección y se estrelló contra la avioneta que partió de El Paso, Texas con destino a la Ciudad de México, cayendo en Coyame, la localidad chihuhuense en la que se desató el operativo que señalan "trataron de ocultar".

Estados Unidos se acomidió a rescatar este objeto, sin embargo las autoridades mexicanas rechazaron el ofrecimiento. Pese a ello, Fort Bliss reunió a un equipo para recuperar los restos descubiertos en la desértica comunidad, a unos 65 kilómetros de la frontera Sur con EU.

El equipo de recuperación estadounidense se mantuvo vigilando vía aérea lo que acontecía en México.

 

Noé Torres y Rubén Uriarte han recopilado y documentado lo acontecido en el libro que titularon "Roswell de México".

Por su parte, los restos del choque fueron cargados en camiones de plataforma, pero fue cuando arribó el equipo proveniente de EU, decidido a entrar a pie y recuperar pese a la negación de México.

El convoy se componía por jeeps y camiones, su gente utilizaba trajes de protección para peligro biológico. 

Al tiempo, los miembros de recuperación mexicanos terminaron muertos al interior de los vehículos, mientras que al lado se encontraba un platillo metálico, color acero pulido. La causa de los decesos era desconocida.

Los ojetos voladores fueron destrozados en pequeños pedazos, aparentemente por una colisión a altas velocidades. El disco mostraba algunos signos de daños, documenta la obra de Torres y Uriarte.

Sin perder tiempo, el equipo estadounidense se llevó la nave platillo a un helicóptero de la Sea Stallion y destruyó los restos, incluyendo vehículos de la recuperación mexicana y piezas de la avioneta Cessna con explosivos de alto rendimiento.

De  ello solo quedaron rumores y leyendas, que residentes más antiguos de Coyame cuentan que los soldados se mueven por la ciudad, y otros recuerdan que el avión ardía en llamas.

En la actualidad, ambos gobiernos niegan el incidente.
 

 
En esta nota

Comentarios