Mundo Eutanasia

Noa, la joven que fue violada y pidió la eutanasia para acabar con su sufrimiento

"Después de años de duelo, mi lucha termina... Seré liberada", fueron las palabras de despedida de la joven de 17 años, Noa Pothoven.

Avatar del

Por El Imparcial

En su libro “Winnen of leren”, Noa Pothoven admitía haber sido víctima de abusos y violación que no quiso denunciar por miedo y vergüenza.

En su libro “Winnen of leren”, Noa Pothoven admitía haber sido víctima de abusos y violación que no quiso denunciar por miedo y vergüenza.

HOLANDA.- Noa Pothoven, una joven holandesa de 17 años, pidió la eutanasia para acabar con su sufrimiento al padecer estrés postraumático, anorexia y depresión luego de ser víctima de violación y abusos sexuales a los 14 años. 

La adolescente se despidió de sus seguidores de Instagram con las siguientes palabras: 

Voy directo al grano: Voy a morir en un máximo de 10 días. Después de años de duelo, mi lucha termina… Seré liberada porque mi sufrimiento es insoportable. 

Noa falleció el domingo en su natal Arnhem, en Holanda. 

Ella explicó que había dejado de comer y de beber por un tiempo. Después de muchas conversaciones Noa había decidido ser liberada. 

“Todavía estoy respirando, pero en realidad ya no estoy viva”. 

Hace un año la joven había reconocido que la vida era “insignificante” para ella y que sus problemas sicológicos le impedían llevar una vida normal. 

A los 16 años, Noa publicó una biografía donde relataba los abusos, violaciones y agresiones que sufrió de pequeña, los cuales escondió por “miedo y vergüenza”. 

Su libro “Winnen of leren” (Ganar o aprender) obtuvo varios premios.

En él, Noa reconocía que ya no le era posible sobrevivir al estrés postraumático, depresión y anorexia que padecía desde hacía años. 

Estaba planeado


La joven de 17 años se había acercado a la clínica Levenseide (Final de la vida en neerlandés) en La Haya para preguntar por sus posibilidad para obtener la eutanasia. 

Noa lo había planeado y afirmaba que quería morir. 

La joven aseguró que no se trataba de un plan impulsivo por lo que no quería que intentaran convencerla de no hacerlo. Se refirió a que dejar ir a alguien también se trata de un acto de amor. 

“El amor es también dejar ir, en este caso”. 

Noa aprovechó sus últimos días a despedirse de su familia y amigos. Las personas que ella consideraba las más importantes de su vida. 

Legado para jóvenes vulnerables

Con su libro, donde admite y relata los abusos que sufrió,  Noa busca dejar un legado para jóvenes sicológicamente vulnerables. 

También critica a Holanda por no tener una institución dedicada a jóvenes víctimas de abusos que pueda brindar ayuda física y sicológica. 

En Holanda, la eutanasia es legal desde 2002. A partir de los 12 años pueden pedirla los niños con enfermedades sin curación y padecimientos insufribles. Ellos necesitan el permiso de los padres, pero a partir de los 16 años, ellos deciden por su cuenta. 
 

En esta nota
  • Violación a mujeres
  • Abusos sexuales
  • Eutanasia
  • Holanda

Comentarios